Los migrantes que viajan en caravana por el sur de México rechazaron la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto que ofrecía trabajo temporal y apoyo en salud y educación a los migrantes que estuvieran en los estados sureños de Chiapas y Oaxaca y se registrasen como solicitantes de asilo.

Los coordinadores del grupo leyeron en qué consistía el plan ‘Estás en tu casa’ mientras los migrantes decían “¡Gracias!” pero luego añadían “No, nos vamos para arriba”.

El activista Irineo Mújica, cuya organización ‘Pueblo sin Fronteras’ apoya a los migrantes, les dijo que al 80 por ciento de las solicitudes de asilo son rechazadas y las personas son deportadas.

Al preguntarles quiénes apoyaban que al llegar a Ciudad de México se realizara un diálogo, un mar de manos se alzaron.

Mújica acusó a los agentes de migración de querer atemorizarles.

La asamblea y las votaciones tuvieron lugar en la plaza de la localidad de Arriaga, Chiapas, adonde llegaron el viernes.

El plan para la siguiente etapa era salir a las 3 de la madrugada del sábado hacia Tapanatepec, 46 kilómetros al norte y ya en el estado de Oaxaca.

Por su parte, el activista Rubén Figueroa consideró que el ofrecimiento del presidente Peña a los más de siete mil centroamericanos que atraviesan el país es sólo un intento para frenar el avance de los migrantes.

El también vocero de la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos señaló que la opción de asilo para migrantes ya existe desde hace mucho tiempo en la ley y sin embargo no se ha aplicado, por lo que es dudosa la intención de Peña Nieto al ofrecerla ahora.

Indicó que es muy posible que el grupo de de migrantes que ingresó a México hace aproximadamente una semana siga caminando a través del país, pues nunca ha sido su intención quedarse en territorio nacional.

“Intentan frenar nuevamente este éxodo, que no llegue al la frontera con Estados Unidos anunciando un plan que incluso ya está previsto en la ley, (….) los migrantes tienen claro hacia donde van y cuál es su intención, a México no lo han visto como un lugar para quedarse “, declaró.

Por su parte la representante de las madres de migrantes, Eva Ramírez, pidió a las autoridades mexicanas que permitan el libre tránsito de los centroamericanos por México.

Insistió en que la intención de la mayoría de los partícipes del éxodo huyen de la pobreza y la inseguridad y sólo pretenden cruzar la frontera con nuestro vecino del norte.

“Pedimos al gobierno de México que no nos quiera retener, la mayoría de los migrantes lo que quieren es pasar a Estados Unidos, no quieren quedarse”, aseveró.