Según un diario japonés, la compañía ya habría notificado a sus proveedores del cambio.

Según un reciente reporte del diario japonés Nikkei, Apple habría notificado a sus proveedores que reducirá el objetivo de producción del iPhone X a la mitad durante el primer trimestre del año, debido principalmente a las decepcionantes ventas de la temporada navideña en mercados clave como Europa, Estados Unidos y China.

El informe sugiere que las bajas ventas podrían retrasar los planes de la compañía por introducir pantallas OLED en futuros modelos, por lo que podrían considerar un aumento en la proporción de modelos de pantallas de cristal líquido (LCD).

Se espera que Apple mantenga su objetivo de producción en los modelos de menor precio, como el iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone 7, con un total de 30 millones de unidades durante el trimestre de enero a marzo.

La producción del iPhone X pasaría de los 40 millones de unidades a únicamente 20 millones, algo que tendría un efecto dominó en los fabricantes que hayan suministrado componentes de alto rendimiento para el teléfono, costándoles miles de millones de dólares.

Con información de Reuters.