Con dos heridas provocadas por proyectiles de arma de fuego resultó un trabajador del municipio de Berriozábal, luego de ser violentamente asaltado, en compañía del tesorero municipal, en calles de la delegación Terán.

El robo se suscitó luego de que el tesorero municipal retirara de una sucursal bancaria la cantidad de 600 mil pesos. 300 mil serían utilizados para el pago de nómina de los empleados del Ayuntamiento y los 300 restantes los depositarían en otra cuenta.

En la capital chiapaneca, el tesorero hizo un retiro bancario del Banorte de Los Laureles y se dirigía hacia su municipio, cuando fue interceptado en el bulevar Belisario Domínguez, a la altura de la Segunda Poniente, concretamente en el estacionamiento de la Cafetería “Oropeza”, por sujetos que con armas de fuego amagaron al empleado municipal, Alejandro Enrique “N”, de 25 años, y al tesorero Francisco Javier “N”, para despojarlos del efectivo.

Durante el asalto hubo detonaciones de arma de fuego y dos de las balas alcanzaron brazo y costillas derechos de Francisco y lo dejaron gravemente herido.

De acuerdo con la información policiaca, tres sujetos descendieron de un auto compacto blanco y amagaron a Francisco para que entregara el efectivo; sin embargo, uno de los asaltantes rompió el cristal del lado del conductor y en ese momento le disparó a Alejandro, quien manipulaba el vehículo.

De emergencia, el empleado municipal fue trasladado a un nosocomio en la capital chiapaneca en donde recibió atención médica.