El presidente en Tuxtla Gutiérrez de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Óscar Gabriel Corzo Tovilla, informó que el gobierno del estado ha pagado un total de 430 millones de pesos a los comerciantes adheridos al organismo empresarial, gracias a los trabajos que se han hecho desde el 2013.

Dijo que en el periodo en que se abrió la ventanilla llevaron a cabo una serie de gestiones, con documento en mano es que pidieron el pago por los servicios y productos que se proporcionaron.

En licitaciones y contratos, agregó, ya se ha avanzando en más del 90 por ciento de las exigencias económicas y se resta lo mínimo; se harán las gestiones confiando que haya la documentación necesaria por parte del empresario local, para exigir el pago.

Comentó que existen dos tipos de deudas: aquellas que se llevaron a cabo mediante un proceso licitatorio y aquellas que fueron directas o en “corto”.

El líder empresarial reconoció el avance que se ha tenido en el tema después de que los afiliados al sector, en reiteradas ocasiones, protestaran para que el pago se llevara a cabo.

Explicó que, aunque hasta el momento no se tiene un dato exacto del adeudo que aún queda pendiente, éste no supera los 20 millones de pesos. Los principales obstáculos que encontraron, es que la deuda se tuvo que separar debido están en dos rubros los pendientes económicos, entre contratos y licitaciones.

En algunos casos, dijo, se han encontrado algunos detalles y los afectados tendrían que iniciar un proceso legal para justificar el gasto y obtener el pago.

Explicó que han sostenido reuniones con los propios empresarios del sector, para que la deuda no se herede a las nuevas administraciones y las gestiones se puedan complicar más.

Finalmente, aclaró que para hacer cualquier exigencia es necesario que se tenga un pedido y un contrato; de lo contrario, todo se haría por medio de un tema jurídico.

 

Adolfo Abosaid / Cp