Por los hipotéticos beneficios que traería a corto, mediano y largo plazo, el Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas del estado (CIME) vio con buenos ojos el traslado de la sede central de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Asimismo, respaldó el nombramiento de Manuel Bartlett Díaz como nuevo director general de la antigua paraestatal para el próximo sexenio.

El vicepresidente del gremio, Francisco Espinosa dijo ayer que con dicha medida crecerán las oportunidades laborales para contratistas locales del ramo. Asimismo, aprovechando la Reforma Energética aprobada en esta administración, la institución podría promover en la entidad el empleo de novedosos esquemas como los certificados de energía limpia, para reducir indirectamente las cuotas del servicio y no a través de los subsidios.

Apoyándose con la política prometida por el ahora presidente electo, la ahora empresa productiva del Estado junto con otras dependencias podría hacer esfuerzos para destrabar los conflictos que impiden desarrollar proyectos energéticos en Chiapas, como presas, afirmó.

Además, dio su voto de confianza a la designación de Bartlett Díaz como mandamás de la CFE durante la administración del tabasqueño. Él -aseguró- garantizó la continuidad de la Reforma Energética implementada en este gobierno, misma que -según el CIME- favorece a los intereses del país a largo plazo.

“Si el presidente electo está optando por su nominación, debe tener argumentos suficientes para eso. Así como millones de mexicano depositamos, le dimos el voto de confianza al presidente electo, también hay que darle la confianza al nuevo director general de la CFE”, opinó.

El dirigente sugirió a las autoridades de los tres niveles de gobierno generar las condiciones propicias para que la dependencia y su plantilla de trabajadores puedan asentarse en Tuxtla Gutiérrez. Con bloqueos, marchas y demás actos que alteran la paz social, sería difícil que la antigua paraestatal pueda laborar.

“Vemos extremadamente positivo que la paraestatal mueva su dirección general a Chiapas”, puntualizó.

 

via el heraldo de chiapas; ERICK SUAREZ