El Consejo consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y cinco de los 11 consejeros miembros del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) condenaron las graves violaciones a los derechos políticos electorales de las mujeres electas en esta entidad, que son presionadas para que renuncien a sus cargos y cedan esos lugares a personas del sexo masculino.

En el marco del “Conversatorio Lucha por la Defensa de la Paridad” organizado en el seno del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas, luego de la renuncia masiva de unas 42 mujeres a sus cargos en regidurías de ayuntamientos y diputaciones locales obtenidos el pasado domingo 1 de julio, los consejeros del INE señalaron que no se debe permitir una vez más que eso pase en el estado.

Recordaron que, en el 2015, el IEPC fue omiso, al permitir que los partidos políticos violaran de forma flagrante las leyes electorales en materia de paridad de género, lo que terminó en el desmantelamiento de todos sus consejeros.

Indicaron que, a diferencia de 2015, esta vez hay una reacción inmediata de los órganos electorales, como el INE y el IEPC, por lo que esta vez no se debe permitir la violación de los derechos políticos de las mujeres.

Adriana M. Favela Herrera, Dania Paola Ravel Cuevas, José Roberto Ruiz Saldaña, Pamela San Martín Ríos Valles y Beatriz Claudia Zavala Pérez, reprobaron esta acción de los partidos políticos. Entre esos señalados se encuentran el PVEM, el Partido Nueva Alianza, el PRI, los partidos políticos locales Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

Favela Herrera sostuvo que Chiapas cuenta con uno de los marcos jurídicos más completos para garantizar los derechos políticos de las mujeres, pero que no es suficiente tener leyes de avanzada cuando los partidos políticos buscan la forma de burlar las leyes.

Los consejeros dijeron que hacen falta liderazgos políticos y partidos políticos comprometidos con una sociedad igualitaria y la paridad de género.

Advirtieron que es importante concientizar más a las mujeres en la defensa de sus derechos políticos.

Favela Herrera expuso que no basta con frenar la práctica, sino buscar la forma de sancionar a esos partidos políticos o a quienes están detrás de las renuncias masivas de regidoras y diputadas electas.

“La ley impone obligaciones para la paridad, no sugerencias, así que deben todos cumplir con la ley”, dijo Pamela San Martín.

Por su parte, la Red Chiapas por la Paridad Efectiva, (Repare), integrada por diferentes organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, académicas, periodistas, entre otras, cuyo fin ha sido promover, vigilar, impulsar y dar seguimiento al cumplimiento del principio de paridad en el estado, exigieron el respeto de los derechos políticos de las mujeres inscritas en las listas de las planillas ante el órgano electoral y avaladas por sus respectivos partidos políticos.

Exigieron la intervención de organismos electorales estatales, nacionales e internacionales, vigilar el cumplimiento de la paridad, para evitar la simulación, dado el precedente que vivieron las mujeres en Chiapas en los comicios electorales de 2015.

Candelaria Rodríguez Sosa, Alejandra Soriano Ruiz, María Enriqueta Burelo Melgar y Rocío Díaz Zárate, a nombre de la Repare, solicitaron a las autoridades electorales que investiguen los hechos.

Las voceras de la Red Chiapas por la Paridad Efectiva (Repare) lamentaron que las prácticas del Partido Verde Ecologista de México, Revolucionario Institucional, Nueva Alianza, Chiapas Unido y Podemos Mover a Chiapas, persistan en la violencia sistemática contra las mujeres, cuando deben ser garante del cumplimiento de la Ley.

“Nos congratula las recientes declaraciones del Gobernador sustituto, Manuel Velasco Coello, quien solicitó a la Fiscalía General del Estado, investigar y castigar con el peso de la ley conductas violentas política contra las mujeres, donde la Repare dará seguimiento y ofrece su coadyuvancia en el devenir las investigaciones”, concluyeron.

En un comunicado, la CNDH condenó que los partidos políticos simulen paridad de género y agravien a las mujeres, lo cual debilita el estado de derecho.

“La simulación a la que diversos partidos políticos han recurrido agravia a las mujeres chiapanecas y debilita el Estado Democrático de Derecho, al tiempo que nos recuerda la necesidad de continuar buscando mecanismos que abonen a la incorporación de las mujeres en la política”, afirmó la Comisión.