Puebla, Puebla.- Tenia poco tiempo de haber llegado a este mundo cuando fue arrollado por un vehículo en la autopista Puebla-Orizaba a la altura de la junta auxiliar Santa María Xonacatepec.

Su madre, al parecer tras dar a luz, lo dejó abandonado y envuelto en una cobija en una barranca cerca de la zona, donde algún perro lo encontró y arrastró hasta los límites del acotamiento y el carril de baja velocidad de dicha vialidad, donde finalmente fue atropellado.

El hallazgo ocurrió al filo del mediodía del pasado lunes cuando personal que realizaba limpieza en la mencionada autopista a la altura del kilómetro 131+700, halló el cuerpo de bebé en dicho carril con dirección a Puebla capital, por lo que de inmediato dieron aviso a los números de emergencia.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Federal y paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe), quienes nada pudieron hacer por el bebé por lo que los oficiales acordonaron la zona.