Estudiantes crearon un prototipo que cuenta con un sensor de alcohol, el cual sus creadores pretenden colocar en el volante del automóvil

CDMX.- Estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon un prototipo que cuenta con un sensor de alcohol, el cual sus creadores pretenden colocar en el volante del automóvil, para que se calibre con el fin de detectar el aliento alcohólico concentrado.

Denominado “Alcoshock” es un sistema creado por estudiantes, los cuales pretenden disminuir los accidentes automovilísticos por abuso del alcohol, ya que al detectar niveles por encima de las 400 partículas etílicas en el aliento, corta la corriente eléctrica del vehículo y automáticamente llama a una serie de celulares predeterminados.

El equipo podría instalarse en los vehículos con un costo aproximado de seis mil pesos, aunque los jóvenes preferirían que fuera parte del automóvil desde agencia.

Por Vanguardia