El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) documentó que el Gobierno de Chiapas, presidido por Manuel Velasco Coelloex GobernadorGobernador interino y actual Senador con licencia, destinó 158 por ciento más en gastos de comunicación social, y gastó 420 por ciento más en ceremonias oficiales.

Además, el Gobierno de Chiapas destinó 8 por ciento más de lo aprobado por concepto de gasto burocrático.

En su “Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018. Prepuestos estatales: simulación y discrecionalidad”, el IMCO catalogó a Chiapas en la posición 18 de entidades con mal uso de su ejercicio de gastos del año 2017.

El índice mide el cumplimiento de la calidad de la información sobre el ejercicio del gasto de los 32 poderes ejecutivos estatales, según informan en su página web.

Chiapas, con una calificación de 53.8, debajo de la media nacional de 58.7, se colocó en el puesto décimo octavo del IIEG 2018, debido a que de los 61.7 mil millones de pesos (mmdp) aprobados de presupuesto, gastó 8.5 mil millones más (14 por ciento más), siendo un egreso total de 70.1 mil millones.

Por otra parte, el gobierno de Chiapas gastó un 21 por ciento menos de los aprobado para infraestructura, sin que esté fuera justificado.

El IMCO encontró que al no alcanzar el 100 por ciento de desempeño, ninguna entidad da cumplimiento a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, instrumento normativo que, a más de 10 años de aprobado, ordena mecanismos de transparencia, armonización y homologación de información sobre el ejercicio de los recursos públicos.

Subrayó que las entidades subestiman sus ingresos, gastan más de lo presupuestado y se endeudan por arriba de lo planeado. Agregó “la falta de acción por parte de los congresos locales es una muestra de que no son un contrapeso real para los gobernadores y sus secretarías de finanzas”.

Por lo que recomendó reducir la discrecionalidad en el ejercicio de los recursos público, al establecer controles a las modificaciones presupuestales de los poderes ejecutivos estatales que limiten el aumento desproporcionado de su gasto administrativo.

En paralelo, pidieron eliminar el margen de interpretación en la normatividad de contabilidad gubernamental emitida por el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC) y publicar la información financiera en formato de datos abiertos, lo que llevaría a la mejora de la calidad de su información financiera.

El IMCO es un centro de investigación que propone soluciones a los desafíos más importantes de México. Toda crítica con propuesta, toda propuesta con fundamento.

EX GOBERNADOR, GOBERNADOR Y SENADOR

En septiembre pasado, Manuel Velasco pidió licencia como Gobernador, se convirtió en ex Gobernador y tomó licencia como Senador. Luego pidió licencia como Senador y el Congreso de Chiapas lo nombró como Gobernador interino de la entidad, en sustitución de él mismo hasta diciembre de 2018.

Manuel Velasco Coello, de 38 años de edad, es nieto Manuel Velasco Suárez, ex Gobernador de Chiapas en el periodo 1970 a 1976.

A sus 21 años de edad, se convirtió en Diputado local por el Partido Verde Ecologista. Era 2001. Dos años más tarde, logró una diputación federal por la vía plurinominal. En el año 2006, en alianza con el PRI, ganó la elección para Senador de la República.

En las elecciones de 2012, el joven político contendió en alianza con el PRI y Nueva Alianza, donde ganó la Gubernatura de Chiapas con una votación del 68 por ciento.

MALA GESTIÓN

El estado de Chiapas está reprobado en todos los indicadores económicos importantes, comenzando por el PIB, que en el primer trimestre de 2018 cayó un 1.6 por ciento, de acuerdo al estudio Semáforo Económicos del think thank México ¿Cómo Vamos?

El 69 por ciento de la población no puede ni siquiera adquirir la canasta básica alimentaria con los ingresos que tiene por su trabajo –ya sea formal o informal– y durante los primeros seis meses del año únicamente se generaron mil 723 empleos formales para una población de 4.7 millones de habitantes.

El 65.9 por ciento de la población en edad de trabajar se desempeña en la informalidad, es decir, sin contrato, prestaciones o servicios de seguridad social.

La deuda pública del gobierno se ha mantenido alta durante todo el sexenio. Durante 2017 y 2018 el Estado ha presentado una deuda equivalente al 5.7 por ciento del PIB, más del doble que la media nacional, que es de 2.6 por ciento.

Al menos el 77.1 por ciento de la población en Chiapas vive en situación de pobreza. Un 49 por ciento está pobreza moderada y 31.8 por ciento en pobreza extrema, es decir, al menos 4 millones 114 mil personas que viven en pobreza, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Los datos también muestran que el 90.9 por ciento de los chiapanecos viven con al menos una carencia social y el 40.6 por ciento de los ciudadanos sufren de al menos tres carencias sociales.

El 81.1 por ciento de la población no tiene acceso a la seguridad social, el 52.3 de los ciudadanos no cuenta con acceso a los servicios básicos de vivienda. Además de que el 29 por ciento tiene un rezago educativo.

 

Vía Sin embargo