Dijeron que las réplicas del sismo de 8.2 pueden llegar a magnitudes de 7; no obstante, “no sabemos ni cuándo ni de qué magnitud podrían ser”.

México.- El gran sismo que se espera desde 1985, que sería de magnitud 8, no fue el registrado la noche del jueves, que se sintió en 12 entidades del país, incluyendo la Ciudad de México.

Así lo puntualizaron especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quienes detallaron que el temblor que se acaba de suscitar se localizó en el mar aproximadamente a 133 kilómetros al suroeste de Pijijiapa, Chiapas, en tanto que el que se espera por varios años corresponde a la zona de las costas de Guerrero.

En conferencia de prensa, de la que da cuenta La Jornada, Xyoli Pérez Campos, titular del Servicio Sismológico Nacional (SSN), comentó que el movimiento que se espera sería de una zona conocida como el GAP de Guerrero, brecha sísmica localizada en el océano Pacífico mexicano cuya extensión es de 230 kilómetros.

No obstante, para la especialista es recomendable que la población sea prudente y no vaya a caer en los rumores que circulan en las redes sociales en cuanto a que habrá un sismo de 8.6 grados; eso, apuntó, se trata de una mentira.

La especialista, señala Arturo Sánchez Jiménez en su nota, comentó que el sismo de 8.2 grados que se sintió la noche del jueves tuvo, al menos en la Ciudad de México, la tercera o quinta parte de intensidad de lo que se percibió en 1985.

En Ciudad Universitaria, los especialistas señalaron que es posible que se sigan teniendo réplicas y que pueden llegar a magnitudes de 7; no obstante, “no sabemos ni cuándo ni de qué magnitud podrían ser, por eso la recomendación es estar atentos”.

Por su parte, Leonardo Ramírez, de la Unidad de Instrumentación Sísmica del Instituto de Ingeniería de la UNAM, indicó que la idea de que fue intenso, pero no causó grandes estragos en la capital del país, como en 1985, se debe a tres factores asociados: la distancia, la magnitud y las características del sitio donde vivimos.

Y es que recordó que el Recordó que el sismo de 7.4 Richter en 2012 se sintió en la Ciudad de México  con mayor intensidad porque el epicentro tuvo lugar en Ometepec, Guerrero, sitio que está mucho más cerca, en tanto que el temblor en Chiapas tardó más de 130 segundos en llegar a la capital.

De acuerdo con Pérez Campos, desde que hay registros a partir de 1910, año en el que se fundó el Sistema Sismológico Nacional, los terremotos más fuertes han sido el de 1932, en las costas de Jalisco y Colima, con magnitud de 8.2, y el de 8.1 en 1985.

Por SDP Noticias