El Tribunal  Electoral del Estado ordena realizar consulta para determinar si las elecciones se realizan por el sistema de usos y costumbres

Chiapas.-  El Tribunal Electoral del Estado de Chiapas ordenó al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) que realice una consulta en el municipio tzeltal de Oxchuc, para determinar si las elecciones municipales se realizan por usos y costumbres, como lo han pedido pobladores de esa región.

Lo anterior lo informó el abogado de los inconformes, Gabriel Méndez, quien aseguró que la consulta implica que el órgano electoral verifique la existencia histórica del sistema normativo interno, a fin de determinar “la viabilidad de la implementación de los usos y costumbres de la comunidad para la elección de sus autoridades”.

El tribunal también ordenó realizar dictámenes antropológicos, entrevistas con los habitantes, informes de diversas autoridades federales, estatales y municipales.

En el fallo del 28 de junio pasado, se indicó que “una vez realizadas las acciones señaladas deberá de dar respuesta fundada y motivada” a los solicitantes, puesto que el órgano electoral acordó en febrero pasado rechazar la solicitud por “más de 28 mil de los 42 mil pobladores” de Oxchuc, encabezados por autoridades comunitarias y tradicionales, para que las autoridades municipales sean electas por usos y costumbres.

Las controversias electorales han generado antes serios conflictos en la zona indígena de Oxchuc.

En nomviebre del 2016, el gobierno de Chiapas reprobó las agresiones perpetradas en  San Cristóbal de las Casas en contra el ex alcalde y presidente de la Comisión Permanente para la Paz y La Justicia de Oxchuc, Juan Encinos Gómez.

Un grupo de pobladores de Oxchuc, simpatizantes de María Gloria Sánchez Gómez retuvieron a Encinos Gómez a quien golpearon, obligaron a caminar descalzo y humillaron durante dos horas.

A gritos lo señalaron como uno de los responsables de la quema de viviendas y de agredir a los seguidores de María Gloria.

Durante una hora la turba enfurecida lo condujo a golpes, jalones de cabello y postrado, a las oficinas de la Fiscalía en el sur de aquella ciudad de los Altos de Chiapas, a donde el indígena llegó con el rostro sangrante y semidesnudo.

Por El Debate