En Chiapas, comenzó la instalación de alarmas sísmicas en las escuelas del nivel básico y medio superior, luego del terremoto del pasado 7 de septiembre.

El objetivo es generar una cultura de prevención en las nuevas generaciones.

“Es muy importante que la población sepa cómo actuar, antes, durante y después de la ocurrencia de un fenómeno perturbador, es más importante estar preparado para algo que pueda ocurrir, a que ocurra algo a lo cual nunca estuvimos preparados”, indicó Luis Manuel García Moreno, secretario de Protección Civil de Chiapas.

La escuela primaria “Camilo Pintado”, fue el primer centro escolar en recibir una alarma sísmica.

Para concientizar a los niños sobre la necesidad de una respuesta rápida en caso de sismo se realizó un simulacro con la participación de los más de 750 alumnos.

“No nos esperábamos contar ya inmediato con una alarma de esta naturaleza porque Chiapas hoy en día todo el tiempo está temblando, entonces, con esto viene a dar seguridad a las alarmas, a la alerta y nos sentimos muy halagados, muy contentos”, señaló Oscar Rolando Oliva Molina, director Escuela Primaria Camilo Pintado.

En Chiapas existen 22 mil centros escolares, el objetivo es que cada escuela, pública o del sector privado, cuente con estas alarmas que permitan una pronta respuesta de los alumnos.

“Sin duda hoy en día la tecnología, el desarrollo tecnológico permite tener esta información unos segundos antes de la llegada del sismo, esto nos permite activar la protección civil y actuar en consecuencia”, destacó Luis Manuel García Moreno, secretario de Protección Civil de Chiapas.

De acuerdo con la ley estatal de Protección Civil las escuelas de la entidad tienen la obligación de realizar tres simulacros de sismo al año, esto para generar una cultura de prevención.

Por Noticieros Televisa