En el marco de su sexto informe de gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto se refirió a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y afirmó que lo ocurrido con los jóvenes, fue lo que la Procuraduría General de la República informó en su momento.

“La investigación ahí está, evidentemente ante la negativa y el rechazo de los padres de familia por aceptar los alcances de la investigación realizada por la Procuraduría General de la República en donde había evidencias claras y contundentes de que muy lamentablemente los 43 jóvenes habían sido incinerados”, sostuvo

Señaló que “fue necesaria la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos “ante la negativa y el rechazo de los padres de familia por aceptar los alcances de la investigación realizada por la PGR”.

“En lo personal, y con el dolor que causa, y con lo que significa la pena para los padres de familia, yo estoy en la convicción de que, lamentablemente, pasó justamente lo que la investigación arrojó”, insistió.

Ante ello, admitió que en el tema de seguridad, su gobierno no ha logrado cumplir a los mexicanos para darles paz y tranquilidad, y corresponderá al próximo gobierno enfrentar el reto.