A principios de año, antes de que todo el escándalo de Cambridge Analytica estallara y que las noticias falsas volvieran a resurgir con fuerza, Mark Zuckerberg afirmó que su propósito para 2018 era «arreglar Facebook». Esta idea incluía el hecho de que los usuarios pasaran un tiempo más productivo en sus dominios online, incluso si eso significaba que estuvieran menos pendientes que de costumbre de las redes sociales. Así, en la conferencia de desarrolladores de la compañía, F8, se adelantó que habría una herramienta que indicaría los minutos que pasamos (o gastamos) mirando las comunidades online en posesión de Zuckerberg (de momento, Facebook Instagram) y es ahora, a principios de agosto, cuando se materializará la idea.

En los próximos días, los usuarios verán una nueva opción disponible (en Instagram, «Tu Actividad» y, en Facebook, «Tu Tiempo en Facebook»), que informará acerca el tiempo promedio diario que pasas en la aplicación, los minutos por día específico y dispositivo desde el que ves estas plataformas -no sabemos nada aún de la versión web- o en el que podrás ponerte alertas para saber cuándo te estás pasando de la raya mirando las redes sociales -aunque será una mera notificación y podrás ignorarla solo con deslizar el dedo, por lo que no impondrá ninguna restriccion real-. Todo con una intención clara: «Que el tiempo que la gente pasa en Facebook e Instagram sea intencionado, positivo e inspirador», afirman desde la compañía.

«Facebook ha sido diseñado para conectar a las personas con amigos, familiares y las cosas que más les importan, y ese es el propósito con el que se toman todas las decisiones sobre el diseño de la plataforma. Ayudando a las personas a ver el tiempo que pasan en nuestra aplicación también les ayudamos a tomar decisiones sobre cómo gestionar ese tiempo. Queremos que el tiempo que las personas pasan en Facebook sea intencionado, positivo e inspirador», asegura al respecto Natalia Basterrechea, directora de Asuntos Públicos de Facebook en España y Portugal, en refuerzo de esta idea que, además, no será el único cambio que veamos en nuestros muros digitales.

«No se trata sólo del tiempo que dedicas a Instagram y Facebook, sino de cómo pasas ese tiempo. Es nuestra responsabilidad hablar abiertamente sobre cómo el tiempo en Internet afecta a las personas, y nos tomamos esa responsabilidad muy en serio. Estas nuevas herramientas son un primer paso importante y nos comprometemos a seguir trabajando para fomentar comunidades seguras, amables y solidarias para todos», concluyen desde Facebook.