Un grupo de habitantes del cantón “Leoncillos” -ubicado a un costado del aeropuerto- en la ciudad de Tapachula, detuvo y por poco lincha a dos sujetos a los que les prendieron fuego, tras culparlos de dedicarse al robo de motocicletas en dicha localidad fronteriza.

Los vecinos que aseguraron y golpearon a las dos personas -presuntos- “roba motos”; aunque con graves quemaduras en su anatomía lograron salir con vida de la furia de la turba iracunda que se dice harta de la alta inseguridad en el Soconusco, y trasladados de urgencia al nosocomio, uno de ellos se encuentra con mayor riesgo por la gravedad de las quemaduras que sufrió.

 

vía la voz del sureste