“La absolución de Elba Esther Gordillo pone en evidencia la corrupción, las complicidades, la impunidad y la manera facciosa con la que se maneja la justicia en el país”, fue el posicionamiento que el jueves emitió la Sección 7 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE).

El movimiento magisterial, que en Chiapas tiene su potencial de lucha más fuerte, consideró que la liberación de la exdirigente magisterial está ligada al objetivo de volver a tomar por asalto al sindicato de maestros.

“Para nadie es un secreto que detrás de Rafael Ochoa Guzmán y las Redes Sociales Progresistas (Maestros por México), como instrumento electoral de apoyo a AMLO, estuvo siempre la mano y el dinero de Elba Esther Gordillo”, precisa el documento.

En este sentido, la Coordinadora condenó el uso de las instituciones encargadas de la administración de justicia en México, por lo que reprobó la liberación de la señalada que por 24 años lideró al sindicato más gran del mundo: SNTE.

Señalaron a Gordillo como la responsable de asesinatos, desapariciones y encarcelamientos de maestros democráticos a lo largo y ancho del país; además, la culparon de enriquecerse a costa de las cuotas sindicales y de las transferencias hechas por los gobiernos en turno como pago por el control sobre el magisterio.

Por esta razón, la dirigencia magisterial llamó a las bases del Movimiento Magisterial y Popular a consolidar la resistencia y desobediencia, a fortalecer desde las escuelas el Proyecto de Educación Alternativa, a rechazar la imposición del Nuevo Modelo Educativo y a preparar el siguiente combate para lograr la abrogación total de lo que denominaron como la “mal llamada Reforma Educativa”.

Por último, exigieron al gobierno que estará encabezado por Andrés Manuel López Obrador respeto a la autonomía, a la independencia y a la democracia sindical.