Brillante día para la delegación mexicana en la Gimnasia Rítmica de losJuegos Centroamericanos de Barranquilla 2018, con las actuaciones de Rut Castillo y Marina Malpica en las distintas pruebas que se realizaron en el Estadio Centro de Eventos Puerta de Oro.

Mazas

Castillo y Malpica ganaron las medallas de oro y plata en las mazas del torneo de gimnasia rítmica. En la prueba realizada este lunes, Castillo terminó con 15.100, secundada por su compatriota Malpica con 15.000 y el bronce fue para la puertorriqueña Giuliana Cusnier con 13.700.

Castillo Galindo tuvo en nota de dificultad 8.800 y en ejecución 6.300 para totalizar 15.100 para el oro, la plata se la colgó Malpica Ramírez con 8.700 y 6.300 para 15.000 y Giuliana Cusnier se llevó el bronce con 7.500 y 6.200 para 13.700.

Aro

Ambas hicieron el 1-2 el aro de la gimnasia artística en los Juegos Centroamericanos. En la prueba, Malpica finalizó en la posición de honorcon 15.700, seguida por su compatriota Rut Castillo con 14.650 y el bronce correspondió a la colombiana Lina Dussan, con 14.150.

Malpica Ramírez terminó en nota de dificultad con 8.700 y en ejecución 7.000, para totalizar 15.700 y colgarse la presea áurea, Castillo Galindo sumó 8.300 y 6.400 penalizada con 0.05 para la plata con 14.650 y el tercer lugar fue para Dussan Orozco quien recibió 7.700 y 6.450 para 14.150.

Pelota

Obtuvieron las medallas de oro y plata en Pelota de gimnasia rítmica de Barranquilla 2018. Malpica ganó su segunda presea de oro este día con 14.800, la plata para Ledia Juárez con 14.700 y el bronce correspondió a la colombiana Lina Dussan con 14.550.

Cinta

La mexicana Rut Castillo ganó la medalla de oro en la prueba de cinta de la gimnasia rítmica al finalizar con un puntaje de 13.000 para obtener la presea dorada, seguida por las puertorriqueñas Ana Aponte, con 12.500, y Giuliana Cusnier, con 12.050. En cuarta posición terminó la mexicana Marina Malpica con 11.800.

En cuarto lugar, terminó la mexicana Marina Malpica, en quinto y sexto lugares, las colombianas Vanessa Galindo y Lina Dussan.

Vía Excélsior