Al menos 300 viviendas dañadas, 200 de ellas en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán; ríos desbordados en la región Valles Centrales, una carretera cerrada y deslaves en otras vías federales es el saldo preliminar de las intensas lluvias ocurridas ayer en esta entidad.

Durante más de 12 horas llovió de manera intermitente, lo que, en el caso de Xoxocotlán, dejó alrededor de dos centenares de casas afectadas, principalmente en el fraccionamiento Los Cántaros, de la colonia Mi Ranchito, a causa de la onda tropical 31 y cercanía de la 32.

Las víctimas de las inundaciones se quejaron de la ausencia del presidente municipal surgido del PRD, Alejandro Jarquín López quien, según informaron, estuvo ayer en un acto proselitista del partido Morena, en la Ciudad de México.

Por los daños fue necesaria la presencia de cuerpos policiacos y bomberos estatales, mientras que por la tarde, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa visitó la zona, cercana a la ciudad de Oaxaca.

La Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) informó que la Unidad General de Respuesta Inmediata (UGRI) de la dependencia auxilió a las familias para que pusieran bajo resguardo parte de su patrimonio en la segunda planta de las casas habitación, toda vez que el agua alcanzó un nivel de 50 centímetros de altura.

Además, detalló que en el municipio de Xoxocotlán se habilitó un refugio temporal en la agencia de Esquipulas para 58 familias que perdieron la totalidad de sus bienes.

“Sin embargo, las personas se negaron a dejar sus viviendas y decidieron pernoctar en la segunda planta para resguardar sus pertenencias, en otros casos decidieron refugiarse con familiares o amigos”, detalló.

En el fraccionamiento Itabiani, también del municipio de Xoxocotlán, los hogares de 80 familias se afectaron por el desbordamiento de un arroyo que inundó las calles.

Daños en la capital. La CEPCO expuso que el arroyo Chigulera ubicado en la Agencia Municipal de San Felipe del Agua de la capital, bajó su nivel, mientras que el río San Felipe y la presa Rompepicos se encontraban al 30% de su capacidad, por lo que se mantiene bajo vigilancia su cauce.

Los ríos Salado y Atoyac, que cruzan la ciudad, también crecieron de manera importante; en este último caso, en la parte poniente de la ciudad, un tráiler quedó varado al cubrir el agua la mitad de la unidad.

Además, Protección Civil del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez dio a conocer que se atendieron ocho reportes por derrumbes de talud, siete por afectaciones en viviendas, dos por postes caídos y muros, así como árboles dañados.

En la colonia Solidaridad, en la agencia Santa Rosa Panzacola, se brindó atención en una vivienda de lámina y madera que sufrió daños por deslizamiento de tierra.

En la calle Crespo esquina Matamoros del Centro Histórico, se presentó la caída de una barda en una vivienda, donde elementos de Protección Civil acordonaron el área para salvaguardar la integridad física de propietarios y vecinos.

Carretera cerrada. En la región Mixteca, la unión de dos ríos desbordó en el tramo carretero Huajuapan de León-Juxtlahuaca, por lo que se suspendió el tránsito vehicular.

Entre otras zonas, en la colonia Flores Magón de Tlaxiaco, se reportan afectaciones en algunas vialidades, por lo cual las fuerzas estatales brindan apoyo a los habitantes para normalizar la situación y desahogar las calles anegadas.

La CEPCO entregó apoyos consistentes en colchonetas, cobertores, despensas y costales para arena a los habitantes del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, que resultaron afectados. En tanto, realiza las valoraciones para solicitar a la Secretaría de Gobernación la declaratoria de emergencia.

Por el Universal