El atleta keniano Nicholas Bett, campeón mundial de 400 metros vallas en Pekín 2015, ha muerto en accidente de tráfico en su país cuando regresaba de los campeonatos de África, que se han disputado en Nigeria, informaron medios británicos.

La Policía explicó que Nicholas Bett perdió el control de su coche tras golpear en un bache de la carretera.

Bett hizo historia en los Mundiales de Pekín 2015 al convertirse en el primer keniano que ganaba un título internacional en distancias inferiores a los 800 metros. También fue dos veces medallista en los campeonatos africanos.