Familiares de Mariano Herrán confirmaron su deceso la tarde de este jueves; sus restos serán velados el día viernes en la Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO. Familiares de Mariano Herrán Salvatti, quien fue considerado como el fiscal de hierro del narcotráfico, el zar antidrogas de la administración del Presidente Ernesto Zedillo, informaron sobre su fallecimiento este jueves 6 de julio.

Sus restos serán velados por la mañana del viernes en una funeraria de la Ciudad de México.

SU ERA COMO FISCAL

En 1997, tras la destitución de Antonio Lozano Gracia como titular de la PGR y del escándalo que desató la captura del general Jesús Gutiérrez Rebollo —por vínculos con el capo Amado Carrillo Fuentes–, Mariano Herrán Salvatti llegó al cargo con las mejores credenciales.

Pasó tres años en prisión y luego fue exonerado de los cargos.

Fue avalado por la oficina antidrogas de Estados Unidos, la DEA, y con el respaldo del entonces Presidente Ernesto Zedillo, tras aprobar todos los exámenes, Herrán se hizo cargo del extinto Instituto Nacional para el Combate a las Drogas, dependiente de la Procuraduría General de la República.

Después de ser sometido a exámenes de polígrafo, entorno social, entre otros, Herrán Salvatti fue nombrado “zar antidrogas” de la administración del Presidente Ernesto Zedillo.

Más tarde, Mario Herrán Salvatti, fue nombrado procurador de Justicia del Estado de Chiapas, durante la administración de Pablo Salazar Mendiguchía, quien gobernó de 2000 a 2006.

Sin embargo, para el año 2009, fue detenido e internado en el penal de El Amate, para enfrentar a la justicia por acusaciones de peculado, ejercicio ilegal del servicio público, tortura y violaciones a la libertad de expresión.

Tras pasar tres años de reclusión en El Amate, Herrán Salvatti fue exonerado de los cargos que se le habían imputado.

Por Excélsior