Contrario a la postura del gobierno federal que refrendó este miércoles que detendrá y deportará a los integrantes de la caravana migrante hondureña que en breve pisará suelo mexicano, organismos no gubernamentales, autoridades locales y la Cruz Roja Mexicana (CRM) desplegaron un operativo para recibirlos.

El primer grupo de 300 personas que forman parte del éxodo de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos arribó este miércoles al poblado de Ayutla, en el Departamento de San Marcos, Guatemala, el lugar más próximo a la frontera con México.

La CRM informó que se encuentra preparada para ofrecer atención humanitaria a quienes participan en la caravana, cuyo destino final es Estados Unidos.

Luego de señalar que más de 50 voluntarios ya están en Tapachula, detalló que trabajarán con ese grupo vulnerable aplicando sus principios de humanidad, imparcialidad y neutralidad, con el único objetivo de aliviar el sufrimiento de las personas.

La CRM colocará su clínica móvil para brindar atenciones prehospitalarias básicas como torceduras, problemas intestinales, infecciones de vías respiratorias, entre otros servicios.

Además, dijo, los migrantes contarán con el apoyo de cinco ambulancias para intervenir en caso de una emergencia mayor que amerite el traslado de un paciente al hospital o centro médico más cercano para su atención.

De igual manera, siete voluntarios ofrecerán el servicio de Restablecimiento del Contacto entre Familiares, cuyo fin es que los migrantes que han perdido comunicación con sus seres queridos en su lugar de origen puedan restablecerla, y mantenerlos informados sobre el lugar en el que se encuentran.

La Cruz Roja Mexicana mencionó que, en la mayoría de los casos, durante la trayectoria de este grupo vulnerable a la nación de destino, muchos pierden contacto con sus familias por semanas o incluso meses, lo que ocasiona incertidumbre y zozobra entre sus conocidos, por lo que este programa significa un apoyo humanitario.

Finalmente, expuso que estará al pendiente del recorrido de la Caravana Migrante por territorio mexicano, por lo que las delegaciones estatales de la institución trabajan para implementar la logística de apoyo y cubrir sus necesidades.

Por su lado, el gobierno estatal ordenó habilitar nueve albergues temporales para recibir a los hondureños que en las próximas horas arribarán a territorio mexicano.

En coordinación con organismos no gubernamentales, las autoridades locales expusieron que los espacios temporales se habilitarán siempre y cuando cumplan con las medidas de seguridad y condiciones para que los extranjeros puedan pernoctar durante su paso por la frontera sur.

Entre los espacios que se pondrán a disposición destaca el albergue Jesús el Buen Pastor del Pobre y del Migrante, ubicado en el entronque al Ejido Raymundo Enríquez, que atiende a migrantes en recuperación, asaltados y víctimas de violencia sexual y refugio.

También se tiene preparado el albergue para menores de edad “Todo por Ellos”, en Tapachula, donde se atiende a niños y adolescentes migrantes no acompañados o incluso que viajan en compañía.

Otros son el albergue Casa del Migrante Scalabrini AC ubicado en la colonia San Antonio Cahoacán Misión México, y Dando Amor Vida y Esperanza AC, un lugar fundado por australianos que ofrece ayuda a los migrantes.

El secretario general de Gobierno de Chiapas, Mario Carlos Culebro Velasco, indicó que a lo largo de esta administración se ha propiciado una sólida articulación de esfuerzos para impulsar, con una visión compartida, la seguridad y el desarrollo regional, con una frontera sur más ordenada y segura, pero sobre todo más humana, con mayores oportunidades para todos.

El gobierno de Manuel Velasco Coello, dijo, ha sido sensible a la migración, pues la considera como un derecho que tienen los seres humanos de aspirar a un destino de mayor prosperidad, sin embargo, abundó, este derecho debe estar acompañado por la responsabilidad y el interés de todos los gobiernos.

Culebro sostuvo que no es con restricciones ni levantando muros como se resuelven los efectos de la migración, sino tendiendo puentes y lazos de amistad que permitan alcanzar un desarrollo sustentable, equitativo e incluyente, que atienda de fondo las causas del rezago y la marginación.

Y destacó los esfuerzos realizados en Chiapas para prevenir, perseguir y castigar los delitos en contra de los migrantes, así como la asistencia que se brinda a través de una amplia red de albergues temporales especializados para mujeres, niñas, niños y adolescentes acompañados y no acompañados, para lo cual se ha contado con el respaldo del gobierno federal y numerosas organizaciones de la sociedad civil y de las agencias de Naciones Unidas en nuestro país.

Finalmente, el secretario general de Gobierno indicó que hay una estrecha coordinación con instancias federales, en particular las secretarías de Gobernación y de Salud, además del Instituto Nacional de Migración, junto con municipios fronterizos, para garantizar un tránsito ordenado y seguro en territorio chiapaneco.