El brasileño, quien firmó con el Sivasspor de la Primera División de Turquía, fue sentenciado con una condena de nueve años por violación en grupo.

El futbolista brasileño, Robinho, se convirtió este martes en nuevo jugador del Sivasspor de la Primera División de Turquía, esto sin importar la condena que recibió hace algunas semanas por una violación.

Fue en el pasado mes de noviembre cuando el exjugador del Real Madrid y AC Milan, fue sentenciado a nueve años de prisión por una violación en grupo en 2013, cuando jugaba para el club italiano; sin embargo, Robinho siempre se ha dicho inocente y la condena se encuentra suspendida hasta que se resuelva la apelación que interpuso.

Ya en la presentación oficial con su nuevo equipo, que por cierto no hizo ninguna declaración sobre la condena, el presidente del club aseguró que el fichaje del brasileño es benéfico para el futbol turco.

“Éste es un fichaje que pone al fútbol turco en la agenda mundial. Estamos tratando de hacer bien nuestro trabajo”, expresó.

Robinho aseguró que fue contactado por sus compatriotas Cicinho y Roberto Carlos, quien fuera entrenador del equipo hace un par de años.

“Me dijeron que era un buen club y que los aficionados son apasionados. Tras su consejo me vine al Sivasspor. Conozco la liga turca. Muchos jugadores brasileños han venido aquí y sí, Robinho también está ahora en el campeonato turco”, finalizó.

Robinho viene de jugar los últimos dos años en el Atlético Mineiro de su natal Brasil, y en su carrera tiene más de 100 participaciones con la Selección de Brasil.

Con información de Univisión Deportes.