Un sismo de 7 grados de intensidad golpeó hoy la isla turística indonesia de Lombok, lo que ha causado la muerte de al menos a 82 personas y cientos de heridos, una semana después que otro sismo de 6.4 grados matara a 16 personas en el área, indicaron fuentes locales.

Los aeropuertos de Bali y Lombok reanudaron sus actividades este domingo por la noche, de acuerdo con el director general de aviación civil.

Hubo una evacuación de media hora en el aeropuerto de Lombok después del terremoto, debido a que se cortó la electricidad.

El sismo provocó daños en edificios de Denpasar, capital de la isla de Bali, incluidas una tienda departamental y la terminal del aeropuerto, dijeron las autoridades.

Las réplicas alcanzaron los 5.4 grados de intensidad.

En Lombok cientos de personas huyeron de sus hogares para reunirse en espacios abiertos; la televisión mostró a mujeres que lloraban y se abrazaban mutuamente fuera del aeropuerto local.

Una alerta de tsunami fue levantada luego de que sólo se registraron olas de apenas 15 centímetros de altura en tres aldeas, dijo el jefe de la Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica de Indonesia, Dwikorita Karnawati.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) reportó que el epicentro del terremoto de este domingo por la tarde fue registrado a sólo 15.5 kilómetros de profundidad, y a 2.4 kilómetros al este-sureste de Loloan, Indonesia.

La cadena australiana ABC citó a un testigo en las cercanas islas Gili, quien informó que cientos de personas huyeron a tierras más altas. “Algunos estaban acurrucados en la oscuridad con chalecos salvavidas y rezaban después de cada réplica”, dijo el periodista de la emisora, David Lipson.

El jefe del distrito del Norte de Lombok, Najmul Akhyar, dijo a la televisora MetroTV que tras el terremoto hubo un apagón eléctrico, por lo que en los primeros momentos fue imposible evaluar la situación en su totalidad.

El portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, dijo que el terremoto se sintió con fuerza en Lombok y Bali, y que dañó casas y edificios en ambas islas. Las autoridades reportaron decesos en el norte y oeste de Lombok, pero que aún estaban recopilando datos sobre los heridos.

Iwan Asmara, funcionario de atención a desastres en Lombok, dijo que las personas salieron de sus casas para trasladarse a tierras más altas, particularmente en el norte de Lombok y Mataram, la capital de la provincia de Nusa Tenggara Occidental, que incluye Lombok.

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, informó que se pondrá en contacto con el presidente de Indonesia, Joko Widodo, para ofrecer la ayuda de Australia para que los afectados por el terremoto reciban apoyos.

Siempre nos acercamos a nuestros vecinos cuando ocurren desastres naturales”, dijo Turnbull, y agregó que hasta el momento no había informes de que algún australiano haya resultado herido por el terremoto.

Sin embargo, confirmó que algunos australianos visitaban Lombok, incluido el ministro de Asuntos Internos, Peter Dutton.

Vía Excélsior