Un emotivo episodio ocurrió al final del partido por la 6ª fecha de la Ligue 1 francesa, entre los clubes Rennes y Paris Saint-Germain.

En el minuto 90 del partido, cuando el PSG estaba ganando 3-1, el entrenador del equipo, Thomas Tuchel, decidió sustituir a Neymar. Mientras el delantero brasileño caminaba lentamente hacia el banco, fue abucheado por los seguidores del Rennes.

Justo en ese momento, en la cancha se coló un niño y se dirigió hacia Neymar. El astro brasileño abrazó a su joven admirador y este no pudo contener las lágrimas al estar al lado de su ídolo.

Luego, en el campo aparecieron guardias de seguridad, pero el futbolista les hizo un gesto para hacerles saber que la situación estaba bajo control y que no quería que intervinieran.

Finalmente, Neymar le regaló al pequeño ‘fan’ su camiseta, tras lo cual el menor fue retirado del campo de juego. Los hinchas reaccionaron con una ovación ante el generoso gesto.
Vía RT