Los tiempos cambian. Eso todos los sabemos. Algunas veces cambian para bien, otras para mal. Pero de lo que estamos seguros es que las facilidades que existen hoy en día para viajar de un punto del planeta a otro es algo que ha cambiado para bien. Cada vez son más las personas que agarran la maleta y se van a descubrir mundo.

Lo bueno es que para descubrir lugares impresionantes no hace falta que nos vayamos muy lejos, ya que México cuenta con sitios que dejan con la boca abierta a cualquiera. Uno de esos lugares es Ixtapa, en el estado de Guerrero, un paraíso en la tierra. No solo cuenta con playas increíbles, sino que su mezcla de atmósfera bohemia y tradicional nos hará enamorarnos de la ciudad para siempre. A la preciosa agua azul turquesa del Pacífico que baña Ixtapa hay que sumarle, además, el carácter muy amigable de su gente, su deliciosa gastronomía, su rica historia y sus maravillosos paisajes de montaña. ¿Eres de los que hace surf? Entonces, ve echándole un vistazo a la lista de hoteles en Ixtapa porque después de leer las razones por las que tienes que visitarla, no te lo vas a pensar dos veces.

1. Playas paradisiacas

La principal razón por la que la mayoría de la gente decide pasar unas vacaciones en Ixtapa radica en sus maravillosas playas. En ellas podrás descansar o hacer multitudes de actividades acuáticas, lo que prefieras. Entre las playas que no te puedes perder, se encuentran:

 Playa Quieta: ubicada frente a la Isla Ixtapa, esta playa es muy tranquilita que normalmente no tiene olas, por lo que es perfecta para relajarse o para montar en kayak y explorar sus aguas.

– Playa Linda: perfecta para parejas, con su fina arena es la playa más romántica que te puedes encontar en Ixtapa.

– Playa El Palmar: la playa principal de Ixtapa y la más salvaje de las tres de nuestra lista en cuanto a oleaje. Es preciso nadar con precaución y si practicas surf, la parte de las Escolleras es el lugar perfecto para ti. Cuenta con más de dos kilómetros de largo y se considera una de las más largas ¡y limpias! de todo México. 

2. Acompaña las playas paradisiacas con la deliciosa gastronomía

Con la gran oferta de hoteles de primera que existen en Ixtapa, estamos seguros de que te va a costar salir de tu alojamiento en Ixtapa, pero en cuanto leas lo que tenemos que decir sobre el paraíso que es la Isla Ixtapa, no te lo pensarás dos veces.

La Isla Ixtapa se encuentra a tiro de piedra de tierra firme. Desde Playa Linda puedes tomar una lancha que te llevará en un trayecto de escasos cinco minutos a este paraíso repleto de aguas de arena fina y aguas cristalinas. Sin embargo, las cuatro playas de la Isla Ixtapa no son lo único que merece la pena visitar: ya que estás allí, no te puedes marchar sin probar la deliciosa gastronomía. Playa Cuachalalate y Playa El Varadero son las mejores para comer hasta saciarte. Entre las delicias que tienes que probar se encuentran, por supuesto, los mariscos y las tiritas de pescado con limón, cebolla morada y chile. Por su parte, Playa Coral es perfecta si quieres practicar esnórquel en sus arrecifes de coral y ver a miles de peces de colores en su hábitat natural. Por último, simplemente andar por los senderos que conectan una playa con otra es ya una aventura en sí en la que podrás descubrir miradores con vistas magníficas y el cactus típico de la isla.

3. Para los más aventureros

Si no eres de los que se quedan tumbados en la playa tomando el sol, no te preocupes. Hay muchísimas actividades que realizar en cualquier punto de Ixtapa: desde kayak, paddleboard o montarse en la banana acuática hasta tirarte en parachute. Esta última actividad es totalmente emocionante y, además, ¡la vista de la bahía es impresionante! Si eres lo suficimiente valiente, te aseguramos que es algo que no olvidarás fácilmente.

Si no eres mucho de subir a las alturas y prefieres quedarte en tierra firme, otra opción es recorrer la zona en bicicleta. Tienes varias rutas que puedes seguir según tus intereses, unas más largas y otras más cortas. Entre los sitios a los que puedes llegar en bici, se encuentra el famoso cocodrilario de Ixtapa. ¿Te atreves a hacerles una visita a los cocodrilos?

4. Visita el encantador pueblo de Zihuatanejo

Al lado de Ixtapa, se encuentra Zihuatanejo, un pueblito tradicional con calles adoquinadas y mucho encanto. Paséate por sus calles, visita sus tiendas y restaurantes (donde puedes probar las deliciosas almejas rojas de Zihuatanejo), y no te olvides de pasar por su mercado de artesanías, donde encontrarás cajas labradas, pinturas sobre corteza de árbol, cerámica, tallados de madera y muchas otras cosas interesantes.