JUCHITÁN, Oaxaca.- Tras varias horas de penosa agonía, la mañana de este martes falleció un integrante del llamado “escuadrón de la muerte”, por lo que vio su último amanecer.

Los vecinos de la Octava Sección Cheguigo a muy temprana hora descubrieron a una persona derribada en la vía pública y la cual se encontraba moribunda.

De inmediato, los residentes llamaron al Servicio de Emergencias para que atendieran al sujeto de quien se desconoce su identidad, pero el cual hacia esfuerzos sobrehumanos para contemplar los primeros rayos del sol.

MUERTE ANUNCIADA

Eran cerca de las 09:00 horas cuando los habitantes de las calles Emilio Carranza y Argentina se percataron que un individuo con aspecto de “teporochito” comenzó a agonizar por lo que pidieron una ambulancia.

Elementos de la Policía Municipal y paramédicos del Cuerpo de Bomberos llegaron al lugar.

Los rescatistas verificaron que esta persona estaba en sus últimos minutos de vida.

Al solicitar la presencia de familiares o de alguien que fuera el responsable del enfermo, nadie acudió.

Los paramédicos comentaron que en el Hospital Civil Macedonio Benítez Fuentes, ubicado en la Cuarta Sección, no reciben pacientes si no hay alguien que se haga responsable.

Por tal motivo los paramédicos y policías se retiraron del lugar.

SE DESPIDE DEL MUNDO

Poco después, los moradores hablaron nuevamente para reportar a elementos policiacos que esta persona ya había dicho adiós a este mundo cruel.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), del Grupo Juchitán, fueron notificados sobre lo sucedido.

Los agentes investigadores se trasladaron al lugar para realizar el levantamiento legal del cuerpo de este sujeto de edad avanzada, de quién se desconocen sus generales y quedó registrado como desconocido.

El cadáver fue retirado del lugar para después ser llevado al anfiteatro local para la necropsia de ley y determinar la causa de su deceso.

Posteriormente sería entregado a sus familiares.