El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, aseguró durante un discurso este lunes que “a las niñas gordas nadie las quiere”.

“Es mejor que nosotros como padres le mostremos a nuestros hijos lo que les va a pasar. Hay que acercarnos y decirles que a una niña gorda no la quiere nadie. Uno como padre tiene que decírselo tal cual porque luego no lo va a entender”, dijo el mandatario durante la firma de un convenio para la instalación de la Red de Universidades Saludables.

El comentario le valió cientos de críticas incluso la del presidente del Senado, Roberto Gil Zuarth. “Además de incompetente, resultó ignorante y misógino”, tuiteó.

Tras el incidente, “El Bronco” se disculpó en redes sociales explicando que se refería a los embarazos en adolescentes. “Los jóvenes al ver que les crece el vientre las abandonan, y las dejan a su suerte (…) Pido una disculpa a quien se sienta agredido o agredida por estos comentarios, que mi propósito es únicamente crear conciencia sobre este grave problema”, escribió.