El árbitro marcó un penal en favor del Primero de Mayo y en cuanto fue ejecutado para marcar el gol, varios aficionados del conjunto rival, enardecidos, saltaron al terreno de juego para propinarle una golpiza al silbante.

Ciudad de México, 6 de octubre. – Una vez más, la violencia se hizo presente en las canchas de fútbol en Argentina y en esta ocasión el asunto pudo haber terminado en una tragedia.

Sucedió en la provincia de Formosa, durante un partido amateur en el que se enfrentaron los equipos Primero de Mayo y Hertenledy.

El árbitro marcó un penal en favor del Primero de Mayo y en cuanto fue ejecutado para marcar el gol, varios aficionados del conjunto rival, enardecidos, saltaron al terreno de juego para propinarle una golpiza al silbante.

El colegiado estuvo a punto de ser linchado antes de ser rescatado por los jueces auxiliares y elementos de la policía que ingresaron para poner orden, sin embargo, los rijosos también alcanzaron a propinar golpes a las autoridades policiacas.

Ante la vergonzosa situación, jugadores y cuerpo técnico del conjunto Primero de Mayo huyeron despavoridos, mientras eran perseguidos por algunos jugadores del Hertenledy.

Con información de SinEmbargo