El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la rehabilitación de las seis refinerías que hay en México se está logrando con el apoyo de los trabajadores de Pemex y sin corrupción, pues afirmó que diferencia de sexenios pasados en el que se destinaron 8 mil millones de dólares para la rehabilitación de solo tres refinerías, la mayor parte de ese monto se lo robaron los “tecnócratas neoliberales, unos reverendos ladrones”.

En un video difundido en sus redes sociales y al supervisar los avances de la supervisión de la refinería de Salina Cruz, Oaxaca, el titular del Ejecutivo federal señaló que antes se contrataba a empresas que cobran muchísimo y que además “hacían mal el trabajo”

“Durante el periodo neoliberal destinaron 8 mil millones de dólares a reconfigurar tres refinerías: MinatitlánCadereyta Madero, y no se reconfiguraron la de Salamanca, Tula y la de Salina Cruz, ¿y qué creen? Producen más las no configuradas que las reconfiguradas. Entonces ¿qué hicieron con los 8 mil millones de dólares? pues la mayor parte de esa cantidad se la robaron. 

“Ahora ya no se usa ese procedimiento, ¿cómo estábamos haciendo las obras? con los trabajadores. En todas las refinerías antes había y siguen habiendo talleres y tenemos especialistas, ¿por qué tanto contratismo?

“¿Por qué no hacer las cosas con los trabajadores y además se generan empleos en donde están las refinerías? Ya hablé mucho de esto, me apasiona y me molesta porque son unos reverendo ladrones, estos tecnócratas neoliberales”, manifestó. 

Acompañado por Rogelio Ramírez de la O, titular de Hacienda (SHCP); Rocío Nahle, secretaria de Energía (Sener); Octavio Romero Oropeza, titular de Pemex; así como Aldo Toledo, encargado de la rehabilitación de la refinería Salina Cruz, el presidente López señaló que la política de la llamada cuarta transformación es producir en México lo que se consume, sobre todo en alimentos y energéticos.

El mandatario indicó que los gobiernos pasados “engañaban” a la población asegurando que era mejor vender petróleo crudo y comprar gasolinas y demás combustibles, y ese negocio, señaló, es como “vender naranja y comprar jugo de naranja”. 

“No es casualidad, es que los tecnócratas corruptos engañaban de que era mejor vender petróleo crudo y comprar las gasolinas, siempre he dicho que ese negocio es como vender naranjas y comprar jugo de naranja, así era la política neoliberal en materia de petróleo. 

“Nosotros lo que queremos hacer es transformar toda la materia prima, ya no vender petróleo crudo para no comprar gasolinas, el diesel, no comprar los combustibles, por eso estamos rehabilitando las seis refinerías y se está construyendo la refinería de Dos Bocas para ser autosuficientes, producir en México lo que consumimos, sobre todo alimentos y energéticos, esa es la política de la cuarta transformación”, aseveró.

(Con información de el Universal)