Gracias a que el estado de Chiapas se ubica en color amarillo de acuerdo con el semáforo de riesgo epidemiológico de Covid-19, varios salones de eventos están preparando sus protocolos sanitarios para poder reaperturar, con un aforo máximo de 30 a 60 personas. Uno de los cinco directivos de la Asociación de Salones y Espacios para Eventos en Chiapas (Aseech), Roberto Grajales, informó que después de varios meses sin poder ofrecer servicios al público, por fin algunos salones de eventos ya tienen la autorización de abrir bajo el uso de normas sanitarias. Remarcó que ya era necesario reaperturar porque la situación económica dentro de su asociación está muy crítica y es difícil recuperarse. Esto, debido, a que aproximadamente calcula 27 millones de pesos perdidos.

AFECTADOS

De igual modo, destacó que son más de siete mil familias las que dependen de esta actividad, lo que se traduce a 28 mil personas que fueron afectadas durante el periodo  que se mantuvieron cerrados sus centros de trabajo. “Somos muchos los que pertenecemos a este giro que, no solo se refiere a los salones de eventos sino a banqueteros, floristas, decoradores, maquilladores, iluminadores, músicos, entre otros”, expresó. Al respecto, el vicepresidente de la Asociación de Profesionales para Eventos en Chiapas (APEC), Leonardo Palacios, informó que varios socios ya se encuentran trabajando en los protocolos sanitarios dentro de los recintos para reabrir de una manera plena y segura protegiendo la salud de los invitados. Agregó que en los salones de eventos se debe contar con un filtro sanitario, en el cual dos trabajadores se encargan de checar la temperatura de los invitados y de proporcionarles gel antibacterial, así como a invitarlos a colocar sus pies sobre el tapete sanitizante antes de ingresar.

También, los establecimientos tienen la obligación de colocar señalamientos de sana distancia en lugares concurridos, como son los baños, y añadir dispensadores de gel antibacterial. Las mesas deben mantenerse separadas a una distancia preventiva y en cada una se permite seis personas, cuando antes entraban más de diez invitados en una sola. Por otra parte, el dirigente de la Aseech recalcó que hasta ahora solo el 20 porciento de los 52 agremiados a la asociación ya están avanzando en la certificación para su próxima reapertura de actividades, mientras que la otra parte aún no.

Actualmente, el salón de eventos Glück es el único que puede ofertar servicios ya que cuenta con los apropiados filtros sanitarios y con el diploma certificado por parte de la Secretaría de Salud. El director general de dicho salón comentó que solo se les está permitiendo el acceso a un total de 30 a 60 personas dentro del establecimiento. Por lo que está en pláticas para que el gobierno les autorice poder operar a un 30 por ciento. “Todavía estamos en un periodo de prueba, teniendo eventos muy pequeños, ya que seguimos tomando cursos de capacitación sobre cómo controlar adecuadamente los protocolos sanitarios”, finalizó.