Un avión de la aerolínea egipcia EgyptAir con 135 personas abordo aterrizó de emergencia en Uzbekistán, tras recibir una llamada telefónica sobre la presencia de una bomba en su interior que finalmente resultó ser falsa.

El Airbus A-330-220 aterrizó en el Aeropuerto de Urgench, Uzbekistán, 3 horas después de despegar de El Cairo, Egipto, con destino a Beijing, China.

El Airbus hizo un aterrizaje de emergencia después de que las autoridades del Aeropuerto de El Cairo recibieron una llamada telefónica anónima en la cual se advirtió sobre la presencia de una bomba en el Vuelo 955.

La aerolínea Uzbekistán Airways informó que el avión aterrizó sin contratiempo en Urgench y que tras el desalojo de los 118 pasajeros y 17 tripulantes, se realizó una inspección minuciosa y la amenaza de bomba resultó ser falsa.