Ciudadanía tuxtleca asegura que su fe les servirá de inmunidad para no contagiarse de COVID-19, por lo que prefieren no continuar con los protocolos de sanidad y sana distancia.

Pese al incremento de casos de COVID-19, ciudadanía decide no utilizar cubrebocas aunque se encuentre en lugares cerrados como el transporte público, pues de acuerdo a conductores, la gente se molesta cuando les piden portarlo y aseguran que ya se encuentran vacunados y por lo tanto, registran inmunidad.

“La mayor parte del usuario no trae cubrebocas y si uno le dice del cubrebocas se molesta”, aseguró el conductor de una combi de la ruta 51.

“El cubrebocas lo uso de vez en cuando donde lo pidan se pone, si no, no, yo decidí no usarlo por la calor, pero sí es una seguridad para uno”, argumentó un usuario del transporte público en Tuxtla Gutiérrez.

“Nos sentimos bien, vamos bien, -ya hay más confianza- obviamente por ejemplo ando sin cubrebocas por la fe, la confianza, ya es cuestión de fe”, dijeron ciudadanos mediante un sondeo en el centro de Tuxtla Gutiérrez.

No obstante, aunque las mismas autoridades de salud a nivel federal han informado que el uso del cubrebocas ya no sería obligatorio, ellos mismos han dicho que éste ha sido la barrera más importante para frenar la propagación de casos.

(Con información de Aquínoticias)