Ciudad de México.– Policías estatales y municipales, y un grupo de personas encapuchadas con armas de fuego desalojaron esta tarde el único campamento que organizaciones de la sociedad civil y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantenían en la autopista San Cristóbal-Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas informó que al menos dos personas resultaron heridas por proyectil de arma de fuego.

De acuerdo con la CNTE, en el lugar se encontraban aproximadamente una centena de manifestantes, cuando entraron en 10 camionetas, el grupo de encapuchados, a quienes ubican como habitantes de San Juan Chamula.

En los videos que circulan ya en redes sociales es posible ver a los encapuchados tomar parte del desalojo con autorización de la policía. Son ellos los que participan en la destrucción de tiendas de campaña y confrontan cuerpo a cuerpo a los disidentes en el kilómetro 45 de la vía.

El desalojo se da justo el día en que el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, presentó un nuevo modelo educativo que, entre otros cambios, dará a las escuelas autonomía para decidir parte del contenido que enseñarán a sus alumnos. Y un mes después del fallido desalojo en el municipio oaxaqueño de Nochixtlán, que dejó al menos 8 muertos.

Este campamento era el único que se mantuvo, luego del repliegue de maestros de la CNTE del 8 de julio cuando decidieron levantar los bloqueos que tenían en las principales vías de comunicación de Chiapas.

En este lugar el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) entregó varias toneladas de alimento como ayuda para mantener las manifestaciones.

En un comunicado, la Sección 7 de la CNTE en Chiapas denunció y condenó “la brutal represión del Estado en contra de la Asamblea Popular de los Altos de Chiapas al desalojarlos de manera violenta del bloqueo pacífico que mantenían”.

Acusó del desalojo a la Policía Federal, Estatal y Municipal, además de grupos de choque al servicio del Gobernador Manuel Velasco Coello, quienes, dijo, portaban armas de fuego y dispararon a quemaropa dejando a varios integrantes de la organización magisterial heridos.

“Responzabiliza Marco Cancino presidente municipal de San Cristobal de las Casas, Manuel Velasco Coello. Miguel Ángel Osorio Chong, elk asesino de Atenco Enrique Peña Nieto y la Psicópata Sargento Aurelio Nuño de la integridad fisica y psicológica de los compañeros de la Asamblea Popular de los Altos de Chiapas (sic)”, acusó el sindicato de maestros disidentes.

Según el Centro Fray en el desalojo se lanzaron gases lacrimógenos y disparos con armas de fuego que dejaron dos heridos, uno de ellos con un disparo en el hombro.

Luego del desalojo, se reportó la presencia de fuerzas del Ejército mexicano, agregó en un comunicado.

La organización defensora de los derechos humanos calificó de “arbitrarios” y dijo que estas acciones “no ayudan al proceso de diálogo que se mantiene con el Gobierno Federal”.

El pasado 2 de julio el Centro Fray Bartolomé denunció que desde el 27 de junio había recibido “información de amenazas de un inminente desalojo violento al bloqueo instalado por la CNTE”.

FUE UNA CONFRONTACIÓN CON POBLADORES: GOBIERNO DE CHIAPAS

El gobernador de la entidad, Manuel Velasco, publicó un posicionamiento a través de su cuenta de Twitter en el que el Gobierno estatal “se deslinda de los hechos violentos ocurridos” y condena la violencia.

Y aseguró que la Procuraduría General de Justicia de Chiapas (PGJ) inició una investigación para deslindar responsabilidades y castigar la comisión de delitos.

A su vez, el Gobierno de Chiapas aseguró en un comunicado que el operativo era para evitar que pobladores del municipio de San Juan Chamula se enfrentaran con las personas que mantenían el bloqueo:

“El Gobierno de Chiapas a través de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), implementó un operativo disuasivo para evitar confrontación entre habitantes del municipio de San Juan Chamula y manifestantes de la CNTE, que mantenían bloqueada la autopista Tuxtla- San Cristóbal de Las Casas”.

El Gobierno encabezado por Manuel Velasco Coello dijo que ante una alerta recibida de civiles en el lugar del campamento se envió a 200 efectivos de seguridad.

Y aseguró que los manifestantes decidieron retirarse de manera voluntaria y que permanecen resguardando la zona.

“Los manifestantes optaron de manera voluntaria retirarse del lugar, dejando libre la vialidad, mientras que el grupo de habitantes retiraron carpas, rocas y demás objetos que obstruían el paso en la vía.

Sin embargo, los manifestantes optaron de manera voluntaria, retirarse del lugar, dejando libre la vialidad, mientras que el grupo de habitantes retiraron carpas, rocas y demás objetos que obstruían el paso en la vía”.

Sin embargo, en los videos se puede observar que personas embozadas quemaron y atacaron a las manifestantes y al campamento. Mientras la policía observaba.

Vía SinEmbargo

-Con información de EFE