La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) abrió un expediente sobre presuntos abusos (cortarles el pelo) que cometieron integrantes de la CNTE contramaestros que no quisieron unirse a su paro en Chiapas, y sobre la retención de seis agentes en Oaxaca.

El ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, condenó estos hechos y exigió que se aplique la ley a los responsables.

“No se puede pretender ejercer un derecho cometiendo actos ilegales. No se puede tolerar, es un acto que se tiene que sancionar. Los actos de antier como los de ayer son actos ilícitos”..

Luis Raúl González Pérez

Asimismo, se refirió a los asesinatos dentro del penal de Topo Chico, Nuevo León de tres internos tras una riña.

“Hago un exhorto a las autoridades responsables de los centros penitenciarios y a los gobiernos de los estados para que revisen con responsabilidad nuestros pronunciamientos”.

Luis Raúl González Pérez

Informó que ya se envió personal de la CNDH para supervisar la atención de  los familiares de las víctimas.