Guadalajara, Jal. El mediocampista Andrés Guardado reconoció que participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 es una posibilidad muy lejana, pues su club, el PSV Eindhoven, aún no le da autorización; no obstante, confía en que el equipo cambie de parecer.

Es más de corazón tener la posibilidad todavía, pero la realidad es más un no que un sí; tengo fecha para reportar con el equipo y nadie me ha dicho nada, espero que de repente cambien de opinión, indicó ayer en una conferencia de prensa en Guadalajara, donde presentó la fundación que lleva su nombre y que ayudará a niños tapatíos con problemas de adicciones.

El capitán de la selección mayor, considerado posible refuerzo del plantel olímpico, recordó todo lo que ha hecho para que el club holandés le dé permiso de asistir a la justa veraniega, situación que en un principio dependía de que el equipo fuera campeón en su liga, lo cual se cumplió.

“Si supieran todo lo que he hablado con mi club, con el entrenador; he tratado de convencerlos por todos los medios, pero respeto eso, también me debo a ellos, me han dado mucho en los recientes dos años de mi carrera y también están en su derecho.

“Lamentablemente las reglas son así y no puedo hacer mucho; hemos recibido negativas y ya todo está en manos de la Federación (Mexicana de Futbol). Ojalá que en estos días amanezcan de buenas y digan ‘lo vamos a dejar ir’, pero todavía no sabemos”, expresó.

Por otro lado, Guardado también habló sobre lo ocurrido en la Copa América Centenario y consideró que las críticas al Tri en ocasiones son desmedidas.

“Lo he dicho muchas veces durante toda mi carrera. Hay mucho malinchismo en México, eso no es ningún secreto y lo tiene más años diciendo Hugo Sánchez. Muchos han dicho que con (Juan Carlos) Osorio es coincidencia o destellos individuales; muchos se dejan llevar por otra cosa y no analizan.

Hasta el partido contra Chile éramos la selección con más tiros a gol. Tenemos un estilo ofensivo. Desde que nombraron al nuevo técnico la gente no lo quería, todo mundo lo ha criticado y esperaban que pasara algo así con él para darle con todo, aseveró.

Por su parte, Dennis te Kloese, coordinador de selecciones menores, confirmó ayer que el PSV Eindhoven se negó a ceder a Guardado para asistir a la justa veraniega. Explicó que el jugador surgido del Atlas quiere hablar directamente con los altos mandos del equipo para obtener el permiso.

Añadió que antes de tomar la decisión de llamar a otro jugador como refuerzo para el Tri Sub-23 darán tiempo a Andrés, pues quieren contar con él.

Para nosotros es muy importante que esté en los Juegos Olímpicos, por eso también le damos tiempo y espacio para que se pueda arreglar, señaló.

El combinado Sub-23 se concentrará el domingo para continuar con preparación rumbo a la justa olímpica, en la que se enfrentarán a Alemania, Fiji y Corea del Sur en la fase de grupos. El único refuerzo confirmado es el portero Alfredo Talavera.

Vía La Jornada