Ciudad de México. El precio de la mezcla mexicana de exportación cayó por quinta sesión consecutiva y terminó en 36.51 dólares por barril, informó este miércoles Petróleos Mexicanos (Pemex).

El crudo restó 66 centavos con respecto al cierre del día anterior, lo que representa una caída de 1.77 por ciento. Con ello, el precio del hidrocaburo mexicano se encuentra al nivel más bajo desde el 10 de mayo, cuando cerró en 35.92 dólares por barril.

En lo que va del mes de julio la cotización de la mezcla mexicana ha descendido 10.95 por ciento de su valor y se ha alejado de la barrera de los 40 dólares, con los que inició la segunda mitad de este año.

La depreciación del crudo mexicano se dio en línea con los precios en el mercado internacional que cayeron alrededor de 3 por ciento y llevaron al crudo referencial en Estados Unidos, el West Texas Intermediate (WTI), a mínimos de tres meses, tras datos de un inesperado incremento de las existencias de crudo y gasolina en ese país por la débil demanda en plena temporada de verano.

Así, el WTI perdió un dólar (2.3 por ciento) y quedó en 41.92 dólares por barril; durante la sesión el contrato tocó un piso de 41.68 dólares, su nivel más bajo desde el 20 de abril.

En Londres, el referente Brent cayó 1.40 dólares (3.1 por ciento), a 43.47 dólares por barril y regresó también a su menor nivel desde el 10 de mayo.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus iniciales en inglés) dijo que las existencias de crudo sumaron 1.7 millones de barriles. Los analistas proyectaban una caída de 2.3 millones de barriles.

El petróleo amplió su caída cuando el dólar repuntó, luego de que la Reserva Federal dejó las tasas de interés sin cambios al tiempo que indicaba menos riesgos en el corto plazo para la perspectiva de la economía estadunidense, lo que sugiere una posible alza de tasas este año.

“Probablemente rompamos los niveles de 40 dólares en los días y semanas próximos”, dijo Tariq Zahir, operador y gestor de cartera de Tyche Capital Advisors. “La conclusión es que hasta ahora nos equivocamos al pensar que los mercados de petróleo alcanzarían un equilibrio oferta-demanda este año”, agregó.

Las tasas de refinación de crudo cayeron 277 mil barriles por día la semana pasada, mientras que las tasas de utilización bajaron 0.8 puntos porcentuales, a 92.4 por ciento de la capacidad, mostraron los datos de la EIA.

Los precios todavía están 60 por ciento por encima de mínimos de 12 años a 26-27 dólares marcados en el primer trimestre. Pero el repunte se ha desvanecido desde que el Brent y el WTI superaron los 50 dólares en mayo, por temores a un nuevo exceso de suministros en el mercado.

(Con información de Reuters)