Los jugadores que alguna vez llegaron a Cruz Azul como esperanza se han convertido en una carga para el club. La Máquina Celeste gastó 23.1 millones de dólares en los fichajes de cinco jugadores que tuvieron un breve paso por el club, salieron a préstamo a otros equipos y se sabe que difícilmente entrarán en planes de la institución para el próximo torneo.

Elementos como Walter Montoya, Guillermo Pol Fernández y Bryan Angulo terminaron sus préstamos y reportaron con La Máquina para conocer su futuro, mismo que se vislumbra lejos del equipo celeste pues en no dejaron buena impresión cuando llegaron por primera vez a la Noria.

La cifra de 23.1 millones de dólares surge de la base de datos de Transfermarkt y fue realizada por el club entre 2018 y 2020, además corresponde al 40% del monto total de inversión del club en refuerzos durante dicho periodo.

Walter Montoya significó una inversión de 6.05 millones de dólares a Cruz Azul en enero del 2018, la más alta del equipo en los últimos años, pero su rendimiento se limitó a un gol y dos asistencias en 27 partidos. Salió a préstamo a Gremio y Racing y se incorporará a los entrenamientos de La Máquina este miercoles, pues tiene contrato con el equipo hasta diciembre del 2021.

En los periodos de fichajes de los torneos Apertura 2019 y Clausura 2020, Cruz Azul invirtió 13.2 millones de dólares por los fichajes de Bryan Angulo (5.89 mdd), Pol Fernández (4.87 mdd) y Lucas Passerini (2.48 mdd), pero ninguno pudo seguir en el equipo luego de su primer torneo en la Liga MX, pues fueron cedidos a otros equipos.

Angulo y Passerini a Tijuana y Necaxa, donde mostraron condiciones, pero no para convencer a la directiva celeste de retornarlos a La Noria.

El portugués Stephen Eustaquio regresó a su país y tiene cesión hasta el final de la temporada, luego de haberle costado a Cruz Azul 3.83 millones de dólares.

La cuenta la cierra Antonio Sánchez, un defensa mexicano que fue visto en los Alebrijes de Oaxaca y estuvo a préstamo con Leones Negros el torneo pasado, su contrato vence en diciembre y no se ha anunciado una renovación, está valuado en trescientos mil dólares.

Los jugadores que llegaron a Cruz Azul actualmente valen 10 millones de dólares y están regados como jugadores prestados a otros equipo.

Cruz Azul tiene seis jugadores prestados y el más destacado de ellos es Guillermo Pol Fernández, que está valuado en tres millones de dólares, según Transfermarkt, y encontró regularidad en Boca Juniors. Ahora, espera una oferta del Celta de Vigo o, en su caso, deberá de reportar con La Máquina Celeste.

La Máquina, en caso de necesitarlo podría recurrir a la venta de estos jugadores, para conseguir liquidez para el próximo torneo.