Una serie de códigos QR en las paredes del estacionamiento del centro comercial Galerías Cuernavaca, en Morelos, llevan a los usuarios a una conversación de mensajes de Twitter entre Elon Musk, creador de Tesla, y un usuario que lo cuestiona sobre la presencia de súper cargadores en México.

Tesla confirmó que la colocación de los códigos fue intencional para validar la presencia de esta red de cargadores para los modelos de la marca, aunque el país aún no aparece listado en el mapa de cargadores de su página.

La firma de Musk ingresó al mercado mexicano en diciembre de 2015. Por el momento, Tesla, no ha revelado otras locaciones de los cargadores en la Ciudad de México.

Por el momento, Tesla comercializa en el país automóviles del modelo S, cuyo precio comienza en 75,000 dólares.