En las últimas horas, Gabriel Soto se convirtió en tendencia en Twitter, tras filtrarse supuestamente un video íntimo del actor.

Aunque en las imágenes, de solo unos segundos de duración, no se aprecia el rostro del hombre que aparece desnudo frente a la cámara, los usuarios de la red social identificaron al famoso, y defendieron que sus tatuajes lo delatan.

La grabación se publicó en el perfil del usuario @popperita, que fue suspendido por incumplir las normas de la red social.

Antes de ser eliminado, el clip logró miles de “me gusta”, y detonó infinitos memes. Sin embargo, muchos también condenaron que se divulgara, y recordaron que la Ley Olimpia prohíbe en diferentes estados “exponer, distribuir, difundir, exhibir, reproducir, transmitir, comercializar, ofertar, intercambiar o compartir contenido sexual íntimo de una persona sin su consentimiento”.