Ciudad de México.- La determinación de la CAMe, de endurecer el Hoy No Circula para restringir la movilidad a las unidades que no sean nuevas, nuevamente le pega al que menos tiene y se lesiona gravemente al productor que tiene que acceder a un vehículo para trasladar los derivados del campo, aseguraron organizaciones campesinas con presencia en la Ciudad de México y seis Estados vinculados a esta nueva norma ambiental.

Los dirigentes de diversas organizaciones campesinas entrevistados por El Sol de México advirtieron esta ofensiva contra propietarios de automotores seminuevos, en el caso de los de carga, porque esta medida complicará que “el agricultor llegue a una central de abasto con sus nopales, flores o frutos, para generar un recurso que se distribuya dentro de su propia familia”, resaltaron.

Esta aplicación de políticas públicas en materia ambiental, “dañan la estructura económica del pequeño agricultor y toda su cadena de valor y comercio de los alimentos”, que a su vez, no solo llegan a los grandes centros de abasto, sino también a los mercados y tianguis, destacaron Álvaro López, líder de la UNTA, Francisco Jiménez, de CNPA-MN y Marco Antonio Ortiz, de CODUC.

De acuerdo con estas medidas y sus respectivas repercusiones, los líderes de las principales organizaciones agropecuarias, hicieron un llamado a las autoridades federales, Semarnat, Sagarpa, así como al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera para que apliquen “un poco de sensibilidad política y entiendan que los vehículos en los que transportan los productos del campo a la ciudad, no son “último modelo” y nunca podrán ser “híbridos” -cuando no se tiene a veces, ni para comer-“, aseguraron.

A este llamado se unieron las agrupaciones como la Central Campesina Cardenista (CCC), Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC), Coordinadora Nacional Plan de Ayala Movimiento Nacional (CNPAMN), Movimiento Social por la Tierra (MST) y Unidad de la fuerza Indígena y Campesina (UFIC).