Es un coche autónomo de carreras y competirá el próximo año en la Fórmula E (al menos eso es lo que aseguran), se llama Roborace y fue diseñado por el mismo sujeto que hizo los vehículos de la película de Tron: Daniel Simon.

“Mi objetivo era crear un vehículo que se aprovechara de las posibilidades de no tener conductor para hacer algo que además atractivo”, dijo Daniel Simon a la prensa tras meses de trabajo arduo en el que en conjunto con diseñadores e ingenieros, estuvo perfeccionado el coche.

Sin embargo, aunque será parte de la Fórmula E no competirá contra otros vehículos con conductor, se planea que dos coches idénticos compitan en un circuito, eso sí, con inteligencias artificiales distintas. Ya es cosa de cada quién si la propuesta les parece atractiva.