Tres muertos y 4 heridos: El accidente ocurrió en el tramo de la carretera Jesús M. Garza – Benito Juárez, donde el chofer de un colectivo, al parecer iba en estado de ebriedad, invadiendo el carril contrario, provocando el impacto frontal contra un carro particular.

**Una familia originaria de Zinacantán, que iba en la unidad particular se llevó la peor parte, ya que tres integrantes fallecieron prensados, mientras que cuatro personas más entre ellas dos menores, resultaron lesionadas. El presunto responsable escapó.

J.Velasco

Villaflores.- En accidente carretero, tres personas pierden la vida de forma instantánea y cuatro más resultaron gravemente lesionadas, entre ellas dos menores de edad.

El fatal accidente se registró al filo de las 21:20 horas del sábado en el tramo de la carretera Jesús M. Garza – Benito Juárez, de éste municipio.

De acuerdo a las primeras diligencias, al parecer el conductor de la unidad del servicio público Nissan, tipo Urvan, con placas de circulación 381-030-B, color blanco, con franjas verdes, de la ruta Villaflores – Benito Juárez, manejaba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad.

Por lo anterior, perdió el control e invadió carril y se impactó de frente contra un vehículo Nissan, tipo Tsuru, color gris, con placas XWG 2564 del estado de México, donde viaja una familia de origen indígena.

Tras el fuerte impacto, de forma instantánea perdió la vida el chofer del Tsuru, José Santiz Pérez, así como Antonio y Andrés, ambos de apellidos Hernández Pérez. Además de cuatro personas que resultaron lesionadas, todos oriundos del ejido La Paz del municipio de Zinacantán.

La unidad del servicio público, terminó volcada sobre el pavimento, mientras que el conductor responsable logró darse a la fuga.

En el percance también resultó lesionada María Hernández Santiz, además de otra mujer y dos menores de edad, quienes fueron auxiliados y trasladados al Hospital General Bicentenario de esta ciudad por socorristas de la Cruz Roja, Cruz Verde y Protección Civil, donde convalecen de las lesiones.

Al lugar llegaron policías municipales y estatales, quienes trabajaron por varias horas para poder sacar los cuerpos atrapados entre los fierros retorcidos de la unidad siniestrada, mientras que el tráfico quedó varado por varias horas en ambos sentidos.