Ciudad de México.– El techo del Palacio Nacional fungió como palco VIP para un funcionario de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal durante el concierto del músico británico Roger Waters en el Zócalo capitalino, el pasado 1 de octubre, de acuerdo con el sitio Aristegui Noticias.

Ante aproximadamente 200 mil personas que abarrotaron la plaza pública más importante de México, Roger Waters ofreció un concierto gratuito para cerrar su visita a la Ciudad de México.

Aristegui Noticias recibió vía Méxicoleaks fotos donde se aprecia a José Humberto Rojo Molina, funcionario de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, disfrutando el concierto con un grupo de amigos.

“Rojo Molina es director general de Administración y Finanzas de la Consejería Jurídica, con un sueldo mensual de 68 mil pesos”, menciona el medio.

Ignacio Martínez Arias, general brigadier del Estado Mayor Presidencial, asignado a Palacio Nacional, confirmó a Aristegui Noticias que el techo del recinto no se habilita para ver este tipo de espectáculos.

Otro de los invitados al palco fue Alejandro Toscuento, quien laboró en la misma Consejería Jurídica hasta 2012, de acuerdo al registro de Servidores Públicos de la Secretaría de la Función Pública, citado por el sitio.

Aristegui Noticias destacó que tres periodistas que participan en Méxicoleaks buscaron por separado a Humberto Rojo: en la primera llamada, tras ser puesto al tanto de las fotos, argumentó que se cortaba la comunicación; en la segunda dijo que no estaba autorizado a dar esa información y en la tercera respondió: “nada que decir”.

El General brigadier Ignacio Martínez Arias afirmó en entrevista con el sitio de noticias que el techo de Palacio Nacional no se habilita para este tipo de eventos.

La persona que filtró las fotos al medio afirmó que Humberto Rojo y sus amigos consumieron bebidas alcohólicas en el techo de Palacio Nacional, sin embargo, no hay registro de ese hecho.

Durante su concierto en el Zócalo, Roger Waters pidió al Presidente Enrique Peña Nieto que escuchara a su gente. Los gritos de “¡Fuera, Peña!” y “¡Renuncia ya!”, así como las consignas políticas relacionadas con 43 estudiantes normalistas desaparecidos, predominaron durante la velada del pasado sábado por la noche.

Waters hizo su llamado mirando hacia Palacio Nacional, sede del poder ejecutivo y epicentro de la vida política de México desde épocas virreinales.

El discurso del ex integrante de Pink Floyd en contra de los dos muros —el que Donald Trump quiere construir a lo largo de la frontera con México y el que divide a los ricos de los pobres en México— encontró eco.

Las palabras que el veterano músico pronunció enteramente en español, cobraron mayor relevancia al tratarse de un sitio lleno de simbolismo, donde confluyen la política, los movimientos sociales, la cultura y la religión. Se trata de la tercera plaza pública más grande del mundo detrás de la de Tiananmen, en Pekín, y la Plaza Roja, en Moscú.

“¿Dónde están? ¿Qué les pasó?”, preguntó Waters para referirse a los miles de desaparecidos que han sido víctimas de la guerra contra el narcotráfico iniciada durante el mandato del Presidente Felipe Calderón, en 2006.

“Escuche a su gente, señor Presidente. Los ojos del mundo lo están observando”, advirtió el roquero, cuyo mensaje fue celebrado por las miles de personas que habían llegado de todos los rincones de la capital mexicana y otras ciudades del país, para escuchar en vivo los grandes éxitos de Pink Floyd.

Vía SinEmbargo