Luego del anuncio de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) en torno a la aprobación de un aumento de 15 por ciento en el salario mínimo para el próximo año, la iniciativa privada criticó que se haga de manera desproporcionar y no beneficie a la frontera sur y el país.

Y es que con este incremento, el salario mínimo en 2021 será de 213.39 pesos en la Zona Libre de la frontera norte y de 141.70 pesos en el resto del país.

Al respecto, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Tapachula, expuso que se trata de un incremento totalmente desproporcionado a la realidad económica que se vive en el país, ya que en estos momentos la pandemia no termina y lo que se tiene que hacer es proteger el empleo, así como combatir la informalidad.

“Un incremento al salario mínimo debe ser tomado con la responsabilidad debida, ya que nuestro país enfrenta el riesgo de rebrotes al máximo de contagios por este virus”, señaló María Eugenia, presidenta de esta cámara empresarial.

Añadió que se prevén más cierres de empresas y, por consiguiente, se perderían más empleos, por lo que mantener y recuperar empleos es más importante que esta decisión que no beneficia a todo el país. “Los más afectados han sido los micros y medianas empresas, estamos conscientes que este aumento del 15 por ciento afectará a estas empresas,’siendo imposible la recuperación de muchas de estas”, expuso.

Dijo que la Canacintra ha mostrado Prudencio durante los dos años que lleva de mandato el presidente López Obrador, a quien le han exigido la generación de empleos, pero hasta el momento no ha habido respuesta.

“Queremos hacerle un llamado al presidente, que no tome a la ligera todo lo que está pasando porque nuestra economía hoy en día no está para un aumento de salario, así como lo están anunciando”, sentenció. Por su parte, José Toriello Elorza, presidente de la Confederación Obrero Patronal de la República Mexicana ( Coparmex ), aseveró que este incremento no es uniforme y justo, ya que sooo se beneficia a la frontera norte.

“Es una decisión injusta, porque sólo dan más beneficios a la frontera norte, lo hacen así porque quieren de alguna forma igualar las condiciones con el dólar estadounidense, pero en la frontera sur no hacen lo mismo ante el quetzal.

“El sur no entra en ese cálculo de salario mínimo, pese a que ya se decretó que será zona franca, en la zona norte lo hicieron para tratar de equilibrar un poco salarios con USA. Acá no tenemos ese problema con Guatemala, pero no es parejo”, finalizó.