La selección femenina de baloncesto de Argentina quedó eliminada este miércoles de los Juegos Panamericanos que se celebran en Perú, tras perder de forma automática su partido con Colombia al confundir el color de la vestimenta que debía utilizar y que previamente había sido estipulado por los organizadores.

Según explican medios locales, ‘Las Gigantes’ —como se apoda al equipo—, debían disputar su segundo encuentro por la fase de grupos tras caer derrotadas ante EE.UU en su debut. Pero cuando salieron a la cancha lo hicieron con camiseta de color azul, igual que la de su rival, situación que alarmó a los organizadores, ya que habían designado el color blanco para Argentina los días previos al partido.

Ante la falta de una indumentaria alternativa en el estadio, los dirigentes del seleccionado intentaron solucionar el error y fueron en busca de camisetas blancas a un centro comercial cercano. Sin embargo, la posibilidad de utilizarlas no prosperó al no contar con los números oficiales del torneo en los dorsalers. Asimismo, el rival se negó a comenzar el juego, al ampararse en el reglamento.

Finalmente, la entidad encargada de organizar el evento —Panam Sports—, resolvió que Colombia se llevara la victoria y estipuló un resultado final de 20-0 para ‘las cafeteras’.

Horas después del dictamen final, la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) publicó en la red social Twitter que, tanto el entrenador del equipo, Hernán Amaya, como la Directora de Desarrollo de básquet femenino, Karina Rodríguez renunciaban a sus cargos.