El presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave Benítez, aseguró que el proceso electoral del 5 de junio les dejó más luces que sombras y reconoció la necesidad de que el PRD haga un análisis de los resultados.

“Hay que hacerlo con objetividad. Ver en qué acertamos y en qué erramos. En qué tuvimos buenas acciones y en qué nos equivocamos. Corregir lo que haya que corregir. Enmendar los errores que cometimos. Pero yo creo que el saldo es positivo”, dijo.

Planteó que el resultado no es malo para una fuerza como el PRD, que hace 7 meses estaba atravesando la peor crisis de su historia y ahora en alianza con el Partido Acción Nacional (PAN) ganó 3 estados, considera haber obtenido el triunfo en Tlaxcala y prevé impugnar en Oaxaca.

“Por lo pronto esos 3 triunfos aliancistas son buenas noticias para México”, externó.

En cuanto a la Ciudad de México, mencionó que “se decía que nos iban a ganar 2 a 1, se decía que nos iban a aplastar. Quedamos con 2 o 3 curules abajo y ya sumando todas, vamos a tener más curules en la Asamblea Constituyente”.

Ssostuvo que MORENA no se convirtió en un partido hegemónico en la capital del país e insistió que en general, para las circunstancias en las que estaba hace 7 meses el PRD, rinde buenas cuentas.

Dejó claro que “no se trata de echar las campanas al vuelo, ni en el triunfalismo, pues se tiene que hacer un análisis y una evaluación seria, autocrítica de los procesos electorales para tomar las decisiones que correspondan”.