Lindsay Lohan se volvió el centro de los titulares por un video en el que fue captada peleando con su prometido, Egor Tarabasov, al grado que los vecinos tuvieron que llamar a la polícia y éstos tuvieron que forzar la puerta de su casa de Londres.

Hace unas horas, la actriz rompió el silencio sobre lo sucedido, pidiendo privacidad para ella y Egor. “Apreciaría si estas especulaciones sobre mi vida personal llegaran respetuosamente a su final. Desafortunadamente, un tema privado se ha convertido más público de lo que puedo controlar y estaría extremadamente agradecida si mi prometido y yo podemos discutir nuestros asuntos personales. Hay cosas más importantes pasando en el mundo que nuestra relación. Por favor déjennos resolver nuestros asuntos personales”, escribió Lindsay en Instagram junto a una foto de una nube en forma de corazón.