Chilpancingo.-Al menos mil 528 familias en Guerrero, Michoacán y Chiapas resultaron afectadas por las intensas lluvias del fin de semana, luego de que se desbordaron río y barrancas.
El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, informó que más de 450 casas y tres escuelas se inundaron en municipios de las costas Grande, Chica y Acapulco a consecuencia de los aguaceros.
En el caso del puerto, la contingencia obligó a desalojar por helicóptero a unas 200 personas que quedaron incomunicadas en el fraccionamiento campestre “La Laguna”.
Astudillo Flores dijo que sólo se han reportado daños materiales, sin pérdidas humanas, mientras que el Ejército puso en marcha en Plan DN-III en los municipios de Tecpan, Atoyac, San Jerónimo y Acapulco.
En una reunión del Consejo de Protección Civil Estatal, el gobernador de Guerrero comentó que al realizar un sobrevuelo por la zona de la inundación por el desbordamiento del río La Sabana, pudo constatar que desde abajo las familias hacían señales de auxilio, por lo que dispuso que se procediera a su desalojo, vía aérea.
El Centro Internacional Acapulco fue habilitado como albergue temporal, donde a los afectados se les proporcionarán colchonetas, cobijas, agua y comida.
En las comunidades de Las Tunas, Hacienda de Cabañas y en la cabecera municipal de San Jerónimo se inundaron 200 casas, por lo que elementos del Ejército realizan actividades de apoyo para el traslado de los damnificados a los albergues que se habilitaron para atender la emergencia.
Mientras en las comunidades de Akcholoa y Cacalutla, del municipio de Atoyac, en la misma Costa Grande se inundaron 45 casas.
El gobierno de Michoacán informó que, en coordinación con el ayuntamiento de Uruapan y el gobierno federal, reubicarán a las familias de las 107 casas afectadas por las lluvias.
El secretario de Gobierno, Adrián López Solís, dio a conocer que las viviendas que resultaron colapsadas al encontrarse en una zona de riesgo.
Tras hacer un balance sobre las afectaciones, se obtuvo un censo de mil 440 personas afectadas, así como daños totales en su infraestructura de las 107 viviendas.
Ante ello, la administración estatal donará un terreno para reubicara a los damnificados de Uruapan.
En Chiapas, el reporte oficial es que resultaron dañadas por las lluvias del viernes y del sábado al menos 971 viviendas y 235comercio en 36 colonias Tuxtla Gutiérrez. Además, las corrientes arrastraron 55 vehículos.
El gobierno del estado y el ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez informaron que ocho escuelas, una cancha y 66 drenajes resultaron afectados, mientras a consecuencia de la lluvia, el sábado pasado se dio a conocer que tres personas perdieron la vida en hechos relacionados con el temporal.
Los gobiernos de los estados de Guerrero, Michoacán y Chiapas llamaron a la población a atender las recomendaciones, debido a que se esperan más lluvias.
Amenaza para BCS. El Sistema Estatal de Protección Civil en Baja California Sur informó que monitorea la depresión tropical 15-E, que se prevé se convierta en ciclón tropical y alcance las costas sudcalifornianas en los próximos días.
La subsecretaría de Protección Civil señaló que la depresión tropical se ubica a 900 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas, con vientos máximos de 55 kilómetros por hora y se desplaza al nor-noroeste a 4 kilómetros por hora.
El titular de la dependencia, Carlos Godínez León, informó que en las próximas horas el fenómeno podría aumente su intensidad y evolucionar a tormenta tropical.
Según el diagnóstico del Programa Hidrometeorológico BCS, en la entidad unas 27 mil personas viven en zonas de riesgo, en 107 puntos críticos o susceptibles de inundación.
El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), en su aviso más reciente, indicó que la depresión mantiene su potencial de tormentas de intensas a muy fuertes en Colima, Michoacán, Guerrero, Jalisco y Nayarit.
También se prevén tormentas torrenciales en Veracruz, Puebla, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Oaxaca y Chiapas, entre otros estados.

por El Universal