Madres de jóvenes víctimas de feminicidio en la capital chiapaneca se encadenaron a las rejas del Palacio de Gobierno de manera simbólica para manifestarse y pedir al Gobierno del Estado su apoyo para que sus casos no se olviden.

Tres madres, acompañadas de sus familiares, se dieron cita en la explanada del Parque Central de esta ciudad, con cadenas en mano para sujetarse a la herrería de las jardineras del edificio gubernamental a la par de exigir que las autoridades estatales esclarezcan los casos de Karla, Paulina y Jade Guadalupe, jóvenes mujeres que fueron asesinadas en la capital chiapaneca en 2018, 2019 y 2020.

Adriana Gómez Martínez, madre de la atleta Jade Guadalupe Yuing Gómez, comentó que seguirá en la lucha para que se le haga justicia a su hija, quien fue privada de la vida dentro de las instalaciones del Instituto del Deporte de Chiapas el 14 de enero de 2020 y no descansará hasta que su carpeta sea recategorizada a feminicidio pues su muerte fue clasificada como suicidio.

Por otra parte, la señora Maricruz Velasco Nájera, madre de Karla Velasco recordó a su hija quien fue asesinada el 4 de julio del 2018 y dijo que no le parece justa la sentencia de 11 años para su asesino, pues le parece muy poco tiempo para alguien que arrebató una vida tan joven.

En tanto Nora Zenteno Juárez, mamá de la doctora Paulina Gómez Zenteno, joven asesinada el 21 de diciembre de 2019, dijo que permanece en la exigencia de justicia para Paulina y recordó que su carpeta de investigación inició como suicidio sin embargo gracias a la evidencia se pudo tipificar como feminicidio y están en la búsqueda de Jesús Rafael Trujillo Silva, el presunto responsable de su feminicidio y quien era pareja de la joven doctora.

(Con información de El Heraldo de Chiapas)