Chilón.- Un maestro decidió escapar por la puerta falsa, al ahorcarse en su casa, donde vivía con su esposa y sus hijos en el barrio Guadalupe.

Trascendió que Jorge Luis Vera Martínez, estuvo en una fiesta de cumpleaños y después se retiró para ir a su casa y subir al departamento ubicado en la segunda planta, cerró la puerta y no se supo más de él.

Fue más tarde que sus familiares le estuvieron llamando por celular y al no atender el teléfono, subieron a verlo a su cuarto, donde lo encontraron colgado del cuello con un lazo amarrado a una viga. De inmediato decidieron bajarlo para tratar de reanimarlo, pero desafortunadamente había dejado de existir.

Vera Martínez, trabajaba en la Escuela Telesecundaria 114 de Sitalá; dejó en la orfandad a tres hijos, quienes al igual que los padres del infortunado, se negaban a aceptar la situación, al desconocer las casusas que lo orillaron a tomar la decisión.